Search

Mercado Río Blanco reabre sus puertas en Gustavo A. Madero

Se reparó este espacio que resultó afectado por una lluvia atípica en 2014 que derrumbó su techumbre

El gobierno del Distrito Federal y la delegación reinauguraron el , ubicado al norte de la ciudad, inmueble que resultó afectado por una lluvia atípica que derrumbó la techumbre del lugar, en abril de 2014.

Los recursos para estos trabajos se obtuvieron a través de un fondo en que el gobierno capitalino aportó 18,000,000 de pesos y el delegacional otro monto igual. Se colocaron celdas solares, focos ahorradores, captadores de agua pluvial, sistema contra incendios y locales adecuados para el comercio.

“Sus celdas solares les van a ayudar con 40% de la energía que se requiere en el mercado ¿Qué quiere decir? Que se va a pagar menos luz, que lo que pagaban antes de luz ahora será 40 por ciento menos gracias a este diseño y gracias a este trabajo”, dijo Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno del Distrito Federal.

Con esta obra se recuperó la fuente de trabajo de 445 locatarios, en beneficio de 40,000 familias de 7 colonias. Las 3 naves principales fueron reconstruidas en su totalidad. También se regeneró el perímetro del mercado, la red del drenaje, la de agua potable y de energía eléctrica.

“Este mercado es un prototipo de las obras que se realizan en la Ciudad de México, por eso refrendamos el compromiso con la ciudadanía, para que los mercados públicos continúen como una tradición y el nuevo complejo de la colonia Río Blanco, destaque como el mejor de la ciudad”, dijo el delegado Víctor Lobo.

Los locales dedicados a la venta de carnes fueron dotados con cámaras refrigerantes para tener en buenas condiciones sus productos. Las nuevas instalaciones mejorarán la movilidad de los clientes y locatarios, el mercado también cuenta con iluminación natural y luminarias tipo LED.

A la entrega de las instalaciones también acudió Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico (SEDECO), consideró que los 329 mercados públicos del Distrito Federal son centros económicos de gran importancia.

“Es una muestra de que el abasto tradicional de nuestra ciudad sigue vivo, sigue en pie y generando riqueza, para que muchas familias vivan de su trabajo con dignidad, generando el abasto para que muchos hogares ahorren”, concluyó.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.