Search

EcoParq, una estrategia de movilidad del futuro

 

Con la incorporación de un nuevo polígono, los resultados, tanto económicos como ambientales, son favorecedores para el programa de parquímetros  

Desde hace varios años, el Gobierno del Distrito Federal ha estado implementando diversas estrategias de movilidad en la ciudad, una de los más importantes y que ha tenido un alto índice de eficiencia y aceptación entre la población es EcoParq, mejor conocido como el programa de parquímetros.

En el año 2011, específicamente en el mes de noviembre, un piloto de EcoParq fue instalado en la calle Anatole France en la colonia Polanco, a raíz de la creciente demanda de estacionamiento en la zona y la presencia de “franeleros”, que con botes, piedras o cajones, bloqueaban los espacios disponibles para estacionamiento en las calles, con cobros excesivos y la preocupación de vecinos y visitantes ante la falta de seguridad. La primera etapa de instalación de parquímetros en Polanco se dio pocos meses después, en enero de 2012.

Según datos de la Secretaría de Movilidad y Vivienda del Distrito Federal (Seduvi), la aplicación del programa tuvo grandes resultados en su primer año de aplicación, pues se lograron percibir ganancias por 57 millones 698 mil 423 pesos, de los cuales, 30 por ciento se destinó para el mejoramiento de espacios públicos de la colonia, mismos que fueron decididos por los vecinos.

Pero los resultados no se limitan sólo al ámbito económico, pues según datos del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), por sus siglas en inglés, el tiempo promedio en la búsqueda de estacionamiento se redujo 78 por ciento, sólo en el primer año, lo que equivale a 80.8 millones de kilómetros en auto y 6 millones de horas-hombre, lo que propició que más colonias se unieran al programa.

 

El pago justo por el uso del automóvil

El propósito principal de EcoParq es desicentivar el uso del automóvil mediante el cobro de estacionamiento, Rodrigo Díaz, gerente de Interés y Desarrollo Aplicado de CTS Embarq México, comentó que los parquímetros son un arma efectiva para generar recursos, pero que no es el principal motivo de la existencia de estos, sino ordenar el espacio y restar importancia al automóvil.

“El automovilista tiene que darse cuenta del costo real del uso del auto, no sólo en lo económico, sino también en lo ecológico y ambiental”, indicó.

Sin embargo, así como hay quienes se han adaptado al programa y lo consideran una buena idea, hay quienes se niegan a pagar por estacionarse en la vía pública, “es una razón completamente humana, pero se trata de un esfuerzo por mejorar las condiciones y los espacios de circulación”, agregó Díaz.

Luis Zamorano, director de Desarrollo Urbano y Accesibilidad del CTS Embarq México, señaló en entrevista que los parquímetros son una medida de gestión del auto bastante útil y polémica a la vez, pero que sirve para que la gente cambie el modelo de movilidad.

“Cuando tú no puedes dejar en la calle todo el día estacionado tu vehículo y te causa molestia salir de una junta o reunión a ponerle más dinero al parquímetro, es un aliciente a que cambies”, dijo.

Y es precisamente esta una de las quejas que más se escucha, principalmente por parte de los oficinistas de las zonas que cuentan con EcoParq, e incluso se ha pedido que, al igual que los vecinos que no cuentan con garaje en su domicilio pueden solicitar su Permiso Renovable para Residentes que los exenta de pago, se dé un trato preferencial a los oficinistas, mismo que Rodrigo Díaz considera que, lejos de ser una buena idea, resultaría perjudicial, pues el oficinista es el que más espacio ocupa.

Con dicha opinión concuerda Luis Zamorano: “Me parece justo y equitativo que aquel que use el espacio público para estacionarse cinco minutos u ocho horas, haga una contribución a la ciudad, pues está semiprivatizando el espacio público con su auto”.

 

Visiones a futuro

Los parquímetros no sólo generan un ingreso importante para el mejoramiento de espacios y el mantenimiento del programa (que se paga con las ganancias del cobro), o favorecen al ahorro de tiempo al buscar un estacionamiento, sino también apoya al medio ambiente con la reducción de emisiones de CO2, pues en la Benito Juárez se estima que, al cabo de un año de operación, se ahorrarán 52.7 toneladas de dióxido de carbono emitidas al medio ambiente, lo que equivale a la contaminación de 694 autos viajando del DF a Acapulco, según informó la Seduvi.

Pero pese a los buenos resultados arrojados por EcoParq, Luis Zamorano y Rodrigo Díaz, coinciden en que los parquímetros no tienen potencial para ser instalados en toda la ciudad, pues únicamente son útiles en zonas que tienen una alta demanda de estacionamiento, que tienen mezcla de uso de suelo o que están dedicadas a oficinas, comercios y demás.

“Probablemente en una zona que sólo fuera habitacional no habría el incentivo suficiente como para que opere un sistema de parquímetros”, revela Zamorano.

EcoParq opera de 8:00 a 20:00 horas de lunes a viernes, con un costo de 2 pesos por cada 15 minutos, mientras que el horario nocturno opera de miércoles a sábado de 20:00 a 1:00 horas del día siguiente, con el mismo costo.

Esta estrategia para el mejoramiento del espacio continúa en crecimiento, pues tras dos semanas de familiarización, el 18 de agosto dio inicio la fase operativa del sexto polígono del programa, compuesto por las colonias Ciudad de los Deportes, Noche Buena y Crédito Constructor, en la delegación Benito Juárez; el cual se suma a los existentes en Lomas-Virreyes, Anzures, Florida (que inició operaciones el 21 de julio del presente año), Polanco y Roma-Condesa, en estos dos últimos con operación en horario nocturno.



Egresada de la Facultad de Estudios Superiores Aragón. Comunicación y Periodismo. Loca y feliz. Suele reírse de todo, dormir en el transporte público y terminar corriendo para llegar a cualquier lugar. Cantante de regadera, bailarina frustrada y chiva de corazón, apasionada por lo que hay que hacer. Enojona, gritona y medio amable con la gente. Su primera oportunidad laboral la tuvo como becaria en la revista Klika y fungió como community manager en Grupo Radio Centro. Actualmente explora nuevos campos del periodismo en Centro Urbano.