Search

Medir el avance de la Política Nacional de Vivienda

Por Salvador Herrera*

Resulta interesante analizar el desempeño de las acciones hacia la vivienda nueva vertical,  ya que, en esta modalidad es donde reside gran parte de la transformación del sector vivienda y del patrón de desarrollo urbano de la ciudad mexicana

Planear. Ejecutar. Medir. Rectificar. Acciones sencillas que puestas a funcionar en una maquinaria del tamaño del sector vivienda en México se convierten en complejas. La Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) acaba de anunciar una modificación a su estructura para no sólo enfocarse en la adjudicación de subsidios sino también en la creación de otros productos.

Al visitar la página de la Conavi llama la atención que tiene información actualizada a la semana. Ese es un paso importante para la ejecución, medición y rectificación. La Conavi informa que ha entregado al 4 de marzo casi 14 mil subsidios. De ellos 50 por ciento corresponde a acciones de vivienda nueva y 30 por ciento a acciones de vivienda nueva vertical. Sólo 0.006 corresponde a acciones vivienda usada. En monto ejercido, 54 por ciento va para vivienda nueva y 33 por ciento a vivienda nueva vertical.

No se pudo ubicar, al menos en la página web de la Conavi ni en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), la meta que se desea en cuanto a la distribución de los subsidios en las diferentes modalidades. Sin embargo, sí se mantiene 50-30 arriba señalado, se puede derivar que se sientan las bases para cumplir la estrategia 2.5.1 del PND que señala la transición hacia un modelo de desarrollo urbano sustentable e inteligente que procure vivienda digna para los mexicanos.

 

Sin título

 

 

En particular, resulta interesante analizar el desempeño de las acciones hacia la vivienda nueva vertical,  ya que, en esta modalidad es donde reside gran parte de la transformación del sector vivienda y del patrón de desarrollo urbano de la ciudad mexicana.

A nivel estatal, el desempeño de la acciones de vivienda nueva vertical son muy variables. Para empezar 1/3 de los Estados no están haciendo aún las acciones de vivienda nueva vertical que requieran subsidios de la Conavi. Abajo, una tabla síntesis del programa anual de financiamientos para vivienda en la modalidad de vivienda nueva vertical.

 

Programa Anual de Financiamientos Para ViviendaACUMULADO AL MES DE ENERO 2014Modalidad Nueva VerticalFuente: Conavi http://www.conavi.gob.mx/avance-semanal

Tabla realizada por el autor

Entidad

Acciones de adquisición de vivienda Monto de adquisiciones de vivienda Promedio de monto por adquisición de vivienda

Guanajuato

178

$9,673,982.33

$54,348.22

Jalisco

99

$5,640,472.61

$56,974.47

Quintana Roo

96

$4,516,719.36

$47,049.16

Baja California

69

$4,439,443.17

$64,339.76

Michoacán

67

$4,058,163.12

$60,569.60

Querétaro

54

$3,189,387.80

$59,062.74

Puebla

53

$3,093,902.36

$58,375.52

Chiapas

49

$2,448,051.30

$49,960.23

Nuevo León

43

$2,502,806.02

$58,204.79

Tamaulipas

29

$1,919,909.88

$66,203.79

Guerrero

14

$757,642.01

$54,117.29

México

14

$773,118.46

$55,222.75

Aguascalientes

13

$696,259.94

$53,558.46

Veracruz

88

$4,856,490.20

$55,187.39

Tabasco

6

$320,758.59

$53,459.77

Tlaxcala

6

$301,384.08

$50,230.68

Morelos

5

$333,435.38

$66,687.08

San Luis Potosí

5

$325,174.85

$65,034.97

Oaxaca

3

$191,048.83

$63,682.94

Hidalgo

1

$36,171.28

$36,171.28

Sinaloa

1

$58,136.35

$58,136.35

Total

893

$50,132,457.9

$56,139.37

Vemos entonces que el promedio de monto por acción de vivienda nueva vertical es de 56 mil 139 pesos aunque se presentan variaciones importantes. Por ejemplo, en Hidalgo el monto de la acción es de 36 mil aproximadamente, mientras que en Tamaulipas es casi el doble 66 mil.

El número de acciones también presenta una variación muy grande. La entidad con el mayor número de acciones de vivienda nueva es Guanajuato con 178 mientras que dos estados tienen sólo una acción y 10 estados no presentan ninguna.

Es claro que construir vivienda nueva vertical tiene numerosos retos y que éstos varían de una entidad a la otra. Entender esos retos y trabajar en sus soluciones de manera pronta y sistémica es prioritario para el avance de la Política Nacional de Desarrollo Urbano y Vivienda.

Una vertiente del reto es trabajar fuertemente en los necesarios instrumentos regulatorios para acceder a suelo urbano. Un buen indicio, en este sentido, es el anuncio hecho recientemente por el presidente Enrique Peña Nieto en cuanto a que la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett) se convertirá en el Instituto Nacional del Suelo Sustentable, a fin de impulsar la creación de reservas territoriales, la oferta de suelo, a través de proyectos de lotes para vivienda para grupos sociales de bajos ingresos y acciones para la regularización de la tenencia de la tierra con el objetivo de que México tenga más suelo útil para seguir construyendo vivienda bien ubicada.

En suma, se requiere el alineamiento entre instrumentos financieros e incentivos con los instrumentos urbanos, legales e institucionales a nivel local para el avance armónico de este gran cambio que experimenta el sector vivienda.

*Urbanista

[email protected]