Search

2014, año de retos para el sector inmobiliario de Tijuana

tijuana

Por *Cuatro Comunicación

Temas pendientes en la zona fronteriza que se deberán atender en beneficio de la industria

A días de que tome protesta Vicente Vega Ríos como Presidente de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios de Tijuana (APIT) periodo 2014-2015, ya vislumbra una serie de retos para impulsar el desarrollo del sector inmobiliario y aún más, considerar un repunte en la vivienda nueva, cuando los incrementos fiscales emanados de la Reforma Hacendaria son desfavorecedores de estos indicadores.

El inmobiliario destaca que dentro de su plan de trabajo en APIT es trabajar para unificar una verdadera asociación a nivel estado en Baja California, continuando con el compromiso de trabajar para lograr ser punta de lanza dentro de las organizaciones de agentes inmobiliarios.

Lo anterior con el apoyo de su consejo que lo conforma Gustavo Chacón Aubanel como vicepresidente, Guillermo A. Rojas Zolozabal como tesorero y M. Isabel Vega Jiménez como secretaria, con quienes buscará también brindarle un sentido social a la Asociación.

No obstante, asegura que los retos en su gestión serán grandes y es que la serie de modificaciones legislativas salidas de la Reforma Hacendaria, no son en nada favorecedores para la actividad inmobiliaria, pues no incentivan la adquisición de la propiedad debido al incremento en el costo final.

Vega Ríos comenta que la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 11 al 16% en la frontera, fue un efecto multiplicador para los sectores productivos y de servicios en Tijuana, hecho que hizo aumentar los precios y en el caso del sector inmobiliario bajó lo atractivo de los costos de las propiedades.

En ese sentido, ejemplifica que si una propiedad tiene un precio de 500 mil pesos, con la homologación se tendrá que pagar 25 mil pesos más, aun cuando se sabe que para la ciudadanía no es sencillo obtener una vivienda, será más complejo ahora que el Gobierno Federal complicó la adquisición de un bien básico.

Recordó que antes de la aprobación de las reformas, la vivienda nueva presentaba números estancados a diferencia de la adjudicada que tenía repuntes favorables, sin embargo, ahora ven el panorama difícil para ambos indicadores.

“Fue un retroceso para el sector inmobiliario el aumento del 11 al 16%, sobre todo porque las condiciones en la frontera son diferentes a las del centro y sur del país, y son políticas públicas que nos están afectando a todos los que vivimos en la frontera”, subrayó.

A ello se le suma que en Baja California existen alrededor de 25 mil casas abandonadas, en Tijuana se encuentran entre 40 y 50% de ellas, siendo la pérdida del empleo del adquiriente, la falta de seguridad de sus moradores, de abasto y transporte algunos de los factores del descuido.

“Este problema social porque así se le debe de catalogar, se le tiene que buscar una solución integral entre los tres órganos de gobierno y la participación de los inmobiliarios organizados, los colegios de arquitectos, de ingenieros y por supuesto de los desarrolladores junto con los delegados de las Secretarías de Economía y de Desarrollo Social”, precisó.

El presidente electo de APIT agregó que el sector inmobiliario tiene gran confianza en la zona fronteriza con respecto a la Reforma Migratoria de los Estados Unidos, porque ese gran mercado de connacionales que por el momento no compran ni allá ni en México por el impedimento de poder trasladarse, le daría a Tijuana un paliativo en lo económico y en las inversiones.

*Agencia RP de Asociación de Profesionales Inmobiliarios de Tijuana (APIT)