Inicio / Publicaciones / Usos mixtos, elemento clave para el futuro de las ciudades

Usos mixtos, elemento clave para el futuro de las ciudades

Publicaciones | Entrevistas | Inmobiliario | Revista Inversión Inmobiliaria |

Los desarrollos inmobiliarios de usos mixtos reúnen viviendas, oficinas, comercios, restaurantes, espacios recreativos, entre otros, en espacios reducidos

Desde hace algunas décadas, los desarrollos inmobiliarios de uso mixto han tomado fuerza en las ciudades del país, ya que concentran todos los servicios en un mismo lugar; además de que representan una solución para la planificación y expansión urbana.

Adicionalmente, la pandemia por Covid-19 aceleró la transformación del sector inmobiliario mexicano, donde ya se observaba una tendencia por la construcción de urbes compactas y policéntricas, con los usos mixtos como eje rector del desarrollo inmobiliario. 

Es así como, de acuerdo con los mismos actores que intervienen en el desarrollo inmobiliario, los usos mixtos se han convertido en el elemento clave para el futuro de las ciudades mexicanas.

Este tipo de proyectos suelen reunir viviendas, oficinas, comercios, restaurantes, espacios recreativos, entre otros, en espacios reducidos, de modo que la gente no tiene que desplazarse largas distancias; lo cual ayuda a aprovechar de la mejor manera el espacio disponible, sobre todo en las grandes ciudades, donde se tiene una limitada extensión de tierra para edificar nuevos desarrollos en las zonas céntricas.

De igual manera, ONU-Habitat menciona que los usos mixtos generan beneficios sociales, al mejorar la accesibilidad a servicios y equipamientos urbanos para toda la población, e incrementar las opciones de vivienda mediante tipologías diversas; así como beneficios económicos y de infraestructura, pues aumentan el potencial del comercio y los negocios, y minimizan los requerimientos de infraestructura vial y cantidad de suelo asignado para el estacionamiento.

Al respecto, Eduardo Leaño, director general de la desarrolladora Grupo DMI y presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) de Occidente, afirmó que los proyectos de usos mixtos llegaron para quedarse, pues ayudan a eficientar los terrenos, principalmente en aquellas zonas donde éstos son escasos y caros.

“Creo que el tema de los usos mixtos, en las zonas correctas, van a seguir subsistiendo; los usos mixtos son necesarios. (…) Yo creo que los proyectos de uso mixto, en algunos casos, sí llegaron para quedarse, sobre todo en las áreas más comerciales o de más impacto vial, etcétera”, dijo el empresario.

Asimismo, el presidente de la ADI Occidente consideró que este tipo de desarrollos van a diversificarse cada vez más, pues hoy en día lo más común es encontrar vivienda y comercios, u oficinas y comercios.

“Creo que los usos mixtos ya no van a ser necesariamente vivienda con comercios, pueden ser otro tipo de servicios, inclusive hotel con departamentos o el tema médico. Algunas cosas ya se empiezan a bosquejar acá en la zona de occidente, como hospitales con hoteles; hay muchos conceptos que se van a empezar a mezclar”, dijo.

Además, Leaño comentó que la pandemia representó un gran impulso para los usos mixtos, pues, debido a que la gente dejó de salir y llevó su trabajo, estudios y todas sus actividades cotidianas al interior de su hogar, las amenidades adquirieron una especial relevancia.

Por ello, se comenzaron a desarrollar cada vez más proyectos habitacionales que incluían gimnasios, áreas verdes, áreas infantiles, áreas para mascotas, espacio de coworking, comercios de diversos tipos y hasta cines.

“Yo sí creo que los proyectos sí cambiaron, se hicieron mucho más completos en cuanto a áreas, espacios, amenidades, servicios; y eso va en beneficio del cliente, ayuda mucho a que los clientes tengan y reciban un mejor producto”, señaló.

En este sentido, indicó que los usos mixtos deben ser flexibles y adecuarse al tipo de demanda que exista en cada zona, pues poner cierto tipo de comercios en lugares donde no hay un flujo de personas importante, sería un desperdicio del espacio.

“Poner un desarrollo de uso mixto de vivienda con comercio adentro de una colonia donde no tienes el flujo necesario, yo creo que no sería lo más adecuado. (…) Sí se va a dar mucho a la especialización y, sobre todo, de acuerdo a la vocación del proyecto, a la densidad, a las alturas, al flujo, hay muchos factores que inciden en este tema”, expuso.

Por ello, consideró que, si bien los usos mixtos han tomado una gran fuerza en los últimos años, los proyectos de un solo uso no van a desaparecer de las ciudades, sino que los desarrollos inmobiliarios se irán ajustando a las circunstancias.

“En la mayoría de los casos, la gente que ya vivimos de esto, los desarrolladores, entendemos que el tema del uso mixto sí es muy importante para desarrollar, pero también el otro concepto del monoproducto no va a morir; yo creo que se irán ajustando de acuerdo a las circunstancias y habrá veces que se haga más el monoproducto o habrá veces que se haga más el tema del uso mixto. Yo creo que la proporcion va a ser 80% uso mixto y 20% monoproducto, o 70%- 30%, o no sé si hasta 60%- 40%”, finalizó el directivo de grupo DMI.

Tags

Fernanda Hernández

Reportera y redactora en Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.


Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas y mostrar publicidad personalizada.