Search

Cómo diseño mi casa con estilo y moderna

Cómo diseño mi casa con estilo y moderna

El maximalismo deja a un lado el ya clásico minimalismo de líneas rectas y colores neutros para pasar a un estilo más rico, más ecléctico

El diseño de interiores y la decoración, disciplinas que no son lo mismo pero que guardan mucha relación entre sí, son sectores que están generando mucha curiosidad. Se ha observado en los últimos meses cómo ha ido creciendo la demanda de servicios de interiorismo para adaptar los hogares y oficinas a los nuevos espacios de trabajo.

La situación derivada del Covid-19, que ha impulsado el teletrabajo, está promoviendo que empresas del sector, como C+C Estudio de arquitectura e interiorismo en Elche, vivan un momento de gran impulso, pues deben encontrar nuevas fórmulas de diseño para promover espacios habitables, seguros y productivos, ya sea en ambientes domésticos o laborables.

Para ello, hoy proponemos algunas tendencias que marcarán la senda del diseño de interiores en 2021, una temporada en que sin duda todo seguirá muy marcado por la incidencia de la pandemia.

Abandonar el estilo minimalista para pasar a una variante con más matices

Maximalismo es como se ha optado por llamar a ese estilo de decoración y diseño de interiores que deja a un lado el ya clásico minimalismo de líneas rectas y colores neutros para pasar a un estilo más rico, más ecléctico.

Con el maximalismo se celebra la combinación de colores, su riqueza, las texturas variadas y las piezas de decoración que se convierten en el centro de atención. Con esta fórmula las posibilidades aumentan, la creatividad se expresa de diferentes modos, toma el mando la imaginación para dar paso a diseños que inspiran positividad y energía pero que no por ello han de estar reñidos con el orden y la productividad.

La inclusión de elementos vegetales, los diseños biofílicos

Otra rama del interiorismo que va a gozar de mucho interés en esta temporada es el diseño biofílico, es decir, la inclusión de elementos vegetales y motivos relacionados con la naturaleza. Esto guarda relación, sin duda, con el año tan duro que nos ha tocado vivir, encerrados en casa buena parte del tiempo y sin contacto con el medio natural.

De este modo, si no podemos acudir a la naturaleza, por qué no atraer la naturaleza hasta el hogar. ¿Cómo diseño mi casa con estilo y moderna? Pues con la inclusión de plantas, pues esta es una vía inmejorable para ganar en confort.

Además, esta solución aplica también en esos casos en los que haya que trabajar desde casa, pues el teletrabajo tiene ventajas muy señaladas, pero se asocian aspectos que pueden generar cierta tensión, como la imposibilidad de desconectar, dificultades para conciliar y falta de espacios dedicados al ocio. Diseños de interiores que fomenten esta entrada de la naturaleza en los espacios cerrados pueden ser muy positivos.

Apostar por la sostenibilidad y luchar frente a la crisis ambiental

El punto anterior está muy vinculado con esta otra apuesta, la de la sostenibilidad. Vivimos en un mundo que está inmersos en una crisis ambiental brutal, de hecho muchos expertos inciden en que el coronavirus es solo un aperitivo de lo que puede suceder cuando ocurran los efectos pronosticados del cambio climático: cosechas pobres, aumento de contaminación en las ciudades, dificultad para acceder a fuentes energéticas a bajo precio, desplazamiento masivo de personas…

Por ello es importante desde todos los sectores productivos trabajar en la idea de preservar el medio ambiente. En interiorismo, una aproximación más sostenible al diseño y la decoración se va a hacer patente durante los próximos años.

Esto lo podemos conseguir mediante la compra de muebles elaborados a partir de materiales reciclados, la reutilización de mobiliario y la vuelta a los productores artesanos, para favorecer el comercio local. En definitiva, la idea pasa por redescubrir qué es eso del diseño sostenible.

Colores neutros y terrosos

Junto al maximalismo, estilo que apuesta por colores vivos y texturas muy diferenciadas, otro fenómeno que se posiciona al alza en este año 2021 es la utilización de colores neutros que imiten el efecto tierra, naturaleza.

Esta idea va en sintonía con la inclusión de elementos naturales y plantas, así como la apuesta por la sostenibilidad. De este modo, veremos cómo el verde de las plantas se combina con tonos marrones, beiges, ocres y rojizos que aportan calidez y sensación de confort.

El interiorismo vive una época de cambios muy influenciada por una situación inesperada hace apenas un año. La capacidad de readaptarse a estas nuevas circunstancias es la clave para asegurar la viabilidad del sector en el futuro.