Search

Reforma al Infonavit: los 6 puntos clave de la propuesta

La iniciativa para modificar a la Ley del Infonavit fue bien recibida por el tripartismo que da forma al Infonavit. Sin embargo, se refrendó el compromiso de cuidar que la reglamentación de la reforma no atente contra la posición financiera del Instituto

El cierre de año en el sector de la vivienda no sólo estará marcado por el reto de dinamizar a la industria en el escenario postcovid. Y es que, de cara a culminar el 2020, aparece en el escenario la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador para reformar al Infonavit y al Fovissste.

La iniciativa fue presentada por el Jefe del Ejecutivo el pasado 6 de octubre en la Cámara de Diputados. A decir del propio Presidente, la intención de la reforma es consolidar el derecho a los trabajadores de elegir qué hacer con su crédito, esto al ampliar las opciones para ejercer el financiamiento y, principalmente, establecer en la ley el que los trabajadores puedan recibir de manera directa los recursos y emplearlos en la solución que mejor atienda sus necesidades.

Al respecto, en el caso del Infonavit, la reforma plantea seis puntos específicos. Algunos tienen que ver con consagrar en la legislación que norma el actuar del Instituto acciones que hoy ya se ejecutan en el Infonavit.

De esta forma, los seis elementos que propone la reforma se pueden resumir en:

1. Ampliar las posibilidades de los acreditados, al permitir usar el crédito para la compra de terrenos.
2. Definir de manera explícita en la ley la autoproducción como posibilidad de destino de los créditos otorgados.
3. Creación de la Línea VI, destinada para el refinanciamiento de créditos adquiridos con otra institución financiera.
4. Establecer en la ley el derecho al trabajador de recibir el crédito de manera directa, sin intermediarios.
5. Quitar la limitación para que Infonavit entregue más de un crédito. Con ello, los trabajadores podrán solicitar el número de financiamientos que deseen en la medida de sus capacidades, siempre y cuando liquiden el crédito previo.
6. Se abre la oportunidad para que trabajadores inactivos puedan ser sujetos de crédito.

Consideraciones

En términos generales, tanto el sector empresarial como el sector laboral, recibieron de buena manera la propuesta de reforma. Para algunos consejeros, la iniciativa abre una oportunidad para ampliar las opciones de crédito en beneficio de los trabajadores; pero, sobre todo, reafirma la visión tripartita del Instituto, al establecer la facultad del Consejo de Administración de definir las reglas de operación que darán sentido a la reforma.

Al respecto, por ejemplo, de acuerdo con Carlos Martínez, esta propuesta de reforma no sólo es viable, sino necesaria. Uno de los puntos importantes, dijo, es que también se puede concebir como una iniciativa de inclusión financiera, al permitir que sectores de la población que no han tenido acceso al crédito, ahora lo tengan.

En lo referente, de acuerdo con el funcionario, la reforma beneficiaría a por lo menos 500,000 trabajadores. Y es que, señaló, de los 5 millones de derechohabientes precalificados, 10% emplearían su crédito para la compra de terreno.

“Es una reforma histórica en el sentido que moderniza todas las líneas de crédito del Instituto. Particularmente, abre la posibilidad de la adquisición de suelo destinado a vivienda. Esto es relevante porque hemos detectado que al menos el 10% de los trabajadores que hoy están precalificados para un crédito, que son 5 millones los precalificados, quisiera que hubiera esta opción. Entonces, de entrada, ya hay una demanda potencial”, indicó.

Martínez Velázquez destacó que uno de los puntos importantes a considerar, es que la reforma parte de impulsar la visión de la vivienda progresiva. Específicamente, comentó, al permitir comprar terreno, establecer la posibilidad de autoproducir, y quitar el límite de crédito que puede otorgar el Instituto, el Infonavit podrá acompañar al trabajador en el proceso de construir su vivienda.

“Una de las partes más importantes de la reforma, es que parte de la visión de vivienda progresiva, donde el suelo se entiende como una precondición de la vivienda (…) Con eso se le da la oportunidad al trabajador, que si no le gusta nada de la oferta del mercado, iniciar su vivienda desde cero: desde adquirir el terreno, y después seguir teniendo el crédito para ir construyendo su vivienda. Esto es muy relevante”, apuntó.

Cuidar al Instituto

A decir de Carlos Medina, integrante del Consejo de Administración del Infonavit, el sector empresarial ve con buenos ojos la propuesta. Señaló que la iniciativa es una oportunidad para ampliar la capacidad del Instituto y brindar más opciones a los trabajadores.

En este marco, añadió, existe el compromiso por parte de los consejeros de cuidar la estabilidad del Instituto. Señaló que uno de los elementos que se destacan, es que la propuesta respeta al tripartismo, al definir que será este órgano el encargado de definir las reglas bajo las que operarán los cambios propuestos.

“Nos reunimos con el Presidente López Obrador para hablar sobre la propuesta. De la reunión nos vamos con una visión positiva, con el compromiso de que los cambios en el Instituto se darán por consenso entre los tres sectores.

“La reforma tiene elementos que suman y que van a dar una mayor posibilidad a muchas personas de tener una vivienda. El tema del tripartismo es básico. Para nosotros como consejeros, el compromiso es dar mejores condiciones a los derechohabientes y cuidar el patrimonio del Instituto”, señaló.

 

Este texto se incluye en la edición 128 de Revista Vivienda


Portada Vivienda 128



Editor en Jefe de Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.