Search

Coworking permite ahorros financieros de hasta 30%

Coworking permite ahorros financieros de hasta 30%

El coworking no solo hace el trabajo flexible, dinámico y asegura la productividad de los trabajadores, sino que permite eficiencias financieras para las empresas

Los espacios de coworking son oficinas compartidas que permiten a profesionales independientes, emprendedores, y Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo, ya sea físico o virtual.

Asimismo, los espacios de coworking permiten a sus usuarios desarrollar sus labores de manera independiente, y, a la vez, crear sinergias entre ellos con proyectos conjuntos.

Además, uno de los grandes beneficios de este tipo de espacios frente a las oficinas tradicionales es que evita que las empresas pierdan tiempo y dinero, al no tener que encargarse de administrar el día a día de la oficina.

En este sentido, la firma Comunal Coworking destaca que los clientes de un coworking pueden lograr, en promedio, ahorros de entre 25 y 30%, en comparación con los gastos que tendrían en una oficina tradicional. De esta forma, las empresas pueden dejar de preocuparse por problemas logísticos y concentrarse en hacer crecer su negocio.

Estos son los principales ahorros que pueden obtener las empresas en un espacio compartido:

Costos de implementación

El coworking ahorra los costos de adecuación y equipamiento de una oficina, es decir, gastos de remodelación, mobiliario e infraestructura tecnológica, entre otros.

Este modelo de trabajo absorbe la depreciación y el mantenimiento del espacio, como reparar o remplazar sillas, mesas o equipos.

Gastos financieros

Este modelo permite a sus clientes ahorrar en gastos como depósitos, fianzas y garantías. De esta manera, las empresas pueden utilizar su capital para crecer en lugar de inmovilizarlo en este tipo de instrumentos.

Espacio

El coworking permite a sus inquilinos compartir algunas áreas que son típicamente subutilizadas en una oficina tradicional, como salas de reuniones, baños y cafetería. De esta manera, se diluyen los costos de alquiler de estos espacios entre varios clientes.

“Hoy más que nunca, el espacio de trabajo debe ser flexible, dinámico y asegurar la productividad y motivación de los trabajadores. El coworking no sólo ha logrado esto con su diseño vanguardista y centrado en el consumidor, sino que además permite eficiencias financieras”, afirma Comunal Coworking.



Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.