Search

Pandemia muestra desigualdad en distribución del espacio público: ONU-Hábitat

Pandemia muestra desigualdad en distribución del espacio público

El espacio público puede proporcionar servicios esenciales para las comunidades más vulnerables, como baños limpios, agua y/o productos de limpieza apropiados

ONU-Hábitat destacó que la pandemia por Covid-19 ha puesto en evidencia la desigualdad en la distribución del espacio público en muchas ciudades del mundo, especialmente en barrios pobres, donde hay pocos espacios compartidos, como áreas verdes o parques.

No obstante, estos espacios son importantes para contribuir a reducir los niveles de estrés, así como para mejorar la salud mental y el bienestar.

“El diseño, los materiales utilizados y la gestión y mantenimiento del espacio público es clave para combatir la propagación del Covid-19. El espacio público debe diseñarse para permitir el distanciamiento físico”, menciona ONU-Hábitat.

El organismo señala que el espacio público debe ser parte de la respuesta a la pandemia, tanto para limitar la propagación del virus como para proporcionar alternativas para que las personas continúen su vida en la ‘nueva normalidad’.

Algunas ciudades han optado por la expansión de las calles para garantizar el distanciamiento físico en las aceras; particularmente en los países en desarrollo donde la mayoría de la gente camina.

Asimismo, el tráfico de vehículos se ha reducido drásticamente en las calles, pues las ciudades han reasignado temporalmente el espacio vial para proporcionar más espacio para que ciclistas y peatones se muevan con facilidad y acatando las medidas de distanciamiento. Dichas medidas reducen las emisiones de CO2 y mejoran la calidad del aire, mejorando la salud y el bienestar de las personas.

Sin embargo, en barrios marginales y asentamientos informales, los caminos, a menudo inadecuados y hacinados, dificultan el cumplimiento de los requisitos y soluciones de distanciamiento físico; tales como colocar agua o instalaciones de saneamiento e higiene en lugares estratégicos.

“La crisis de Covid-19 ha puesto de manifiesto varias lagunas en el espacio público, incluida la accesibilidad, flexibilidad, diseño, gestión y mantenimiento, conectividad y distribución equitativa en una ciudad. En el futuro, necesitamos crear una agenda política compartida que reúna la planificación urbana, el desarrollo comunitario, la arquitectura, la construcción ecológica y la salud pública”, concluye ONU-Hábitat.


Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.