Search

Las autopsias no son para curar

Horacio Urbano

Mucho hay que decir de lo que ha sido el sector vivienda y lo que han sido los procesos sociales, políticos, urbanos y económicos en que su agenda navega, pero el hecho, es que entender eso que ha sido y hacer la arqueología que permita profundizar en el diagnóstico, no es lo único que se requiere para trazar lo que tendría que ser el futuro del sector.

Y es que la cancha juega y es evidente que planear afianzado a lo que pasó solo habrá de conducir a un proyecto que nazca obsoleto. Más aun cuando planear un país, ciudades o viviendas, solo tendría que hacerse desde perspectivas de largo plazo,

Lo que hay que hacer es entender lo que en el futuro debe representar la vivienda en el proceso de construir un mejor país, un país cuyo desarrollo sea fruto de un Proyecto Integral de Nación, debidamente estructurado sobre proyectos integrales y debidamente vinculados de índole social, económica, ambiental, política, legal y urbana.

El reto para quienes conforman el sector –que es un reto grande- es entender que la construcción de un sólido proyecto de futuro implica dejar de lado los temas de coyuntura que en estos días mantienen saturada la agenda de esta actividad.

Es necesario dejar de hablar de subsidios, transiciones, sacadas de lengua y demás cosas que no son más que temas de coyuntura, para entender cuál debe ser el destino y en consecuencia poder definir el rumbo y hacer a las velas todos los ajustes necesarios para aprovechar el viento en la mejor forma posible.

Lo que es evidente, es que en escenarios de largo plazo la vivienda debe ser un bien social que forme parte esencial de los procesos de construcción de mejores ciudades.

Ciudades eficientes, justas, competitivas y sostenibles, en que la gente pueda encontrar soluciones de vivienda acordes con sus posibilidades y necesidades.

Por supuesto, ello implica hacer esfuerzos en diferentes carriles, atendiendo los retos que definen lo que pasa en las coyunturas, pero creando al mismo tiempo condiciones para que la vivienda sea en verdad ese motor de desarrollo social y económico que debiera ser.

Claro, hay que profundizar en los diagnósticos, pero tomando muy en cuenta que las autopsias no son para curar, que son apenas una parte del proceso de estudio que habrá de conducir a la construcción de soluciones.

CENTRO URBANO Y EL HERALDO

Iniciamos una nueva sección en el programa de radio: México, Potencia Económica, que conduce Carlos Mota.

Se llama Balance Inmobiliario y es la primera entrega de la alianza entre El Heraldo de México y Centro Urbano.

Nos escuchamos todos los martes a las 5:00pm, por Heraldo Radio, 98.5FM para la Ciudad de México y 100.3FM para Guadalajara.

CENTRO URBANO TV

Cerramos la Cuarta Temporada de la única serie de televisión que habla de estos temas en la televisión mexicana: Vivienda y Ciudad, un programa de Centro Urbano, que tengo el privilegio de conducir.

Pero en tanto regresamos para la Quinta Temporada, los invito a tirarse un maratón con todos los capítulos de las primeras cuatro temporadas y a conocer todos nuestros contenidos digitales en https://centrourbano.com o en https://www.youtube.com/channel/UCzUVKxogV-3-ZZ40plp5W8g , el canal de YouTube de Centro Urbano.



Horacio Urbano es arquitecto. Su experiencia profesional se ha desarrollado en los diferentes ámbitos que definen la industria de la vivienda. En 1999 inició un proyecto editorial dirigido a los sectores inmobiliario y construcción que a lo largo de los años se ha convertido en una poderosa plataforma multimedios y en una verdadera referencia para esta industria. Fundador, junto con la también arquitecta Roxana Fabris, de Grupo Centro Urbano, firma que impulsa y desarrolla una serie de esfuerzos de comunicación relacionados con estos sectores. Como parte de su trabajo en México y el extranjero, ha escrito o participado en una serie de libros especializados, es colaborador de diferentes medios impresos y electrónicos, es activo conferencista y bajo diferentes modelos colabora también con diversas empresas e instituciones públicas y privadas del sector.