Search

Se entrega la primera Medalla Bellas Artes en la categoría Patrimonio

medalla-bellas-artes-patrimonio

Xavier Ortiz Rocha y Agustín Hernández Navarro fueron galardonados por sus aportes a la identidad nacional, patrimonio y arquitectura

Los arquitectos Xavier Cortés Rocha y Agustín Hernández Navarro recibieron el máximo galardón otorgado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL): Medalla Bellas Artes en el campo de Arquitectura y Patrimonio.

La noche de este lunes, en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, los arquitectos recibieron los reconocimientos en compañía de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, y la directora del INBAL, Lucina Jiménez.  Es preciso mencionar que esta es la primera Medalla Bellas Artes que se entrega en la categoría Patrimonio.

Durante la ceremonia, se destacó la labor de Xavier Cortés Rocha, quien ha realizado trabajos importantes de protección al patrimonio nacional, y que además forma parte de la Comisión Nacional de Zonas y Monumentos Artísticos del INBAL y del Consejo de Monumentos Históricos Inmuebles del INAH.

“Recibir la Medalla Bellas Artes, que se otorga por primera vez en la categoría de patrimonio, es un gran privilegio. Entendemos que el patrimonio es aquello que heredamos, que las generaciones anteriores nos legaron, por lo cual es importante preservarlo y entregarlo a las nuevas generaciones. Es un valioso elemento que tiene un significado único, nos une y crea sentido de pertenencia y arraigo, y que está vinculado a la identidad”.

Por otro lado, Agustín Hernández Navarro, arquitecto y académico cuya aportación como docente ha sido reconocida, recordó su paso por la Academia de San Carlos al recibir su galardón:

“En una época en la cual la enseñanza de la arquitectura era rígida, basada en retículas cuadradas, motivo de mi evolución como un arquitecto que no tiene estilo, que busca lo desconocido y la sorpresa misma de lo novedoso”

Entre sus obras más representativas se encuentra la Escuela del Ballet Folklórico (1968); el Pabellón Mexicano de la Expo 70 de Osaka, Japón (1970); la Casa en el Aire (Bosque de las Lomas, 1991); el Centro Corporativo Calakmul, Santa Fe, México (1994) y el Monumento al Ejército Mexicano conmemorativo del centenario de su fundación (2015).

Sin patrimonio, no hay arquitectura

Para finalizar con el acto, Lucina Jiménez dijo que se decidió abrir la Medalla Bellas Artes al campo del patrimonio “porque no es posible separar la arquitectura del patrimonio, ni entender el patrimonio sin bases de diseño, estéticas; sin memoria histórica, y sin la posibilidad de hacerlo parte esencial de nuestras formas de sentirnos y ser mexicanos.

Este reconocimiento destacó la labor que los arquitectos Cortés Rocha y Hernández Navarro han hecho por la identidad nacional, misma que fortalece las raíces de la mexicanidad.