Search

Subsidio y ahorro previo, la fórmula que analiza Sedatu para atender a no afiliados

La Secretaría ya trabaja en esquemas que permitan ampliar los mecanismos de atención a las familias

En aras de ampliar los esquemas de atención y llegar a quienes no han sido tradicionalmente atendidos, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) ha entablado relación con los diversos actores de la industria. En este marco, la dependencia trabaja muy de cerca con entidades como la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), para detonar diversos esquemas y acciones, como, por ejemplo, bajar la tasa de interés en financiamiento e impulsar un modelo que parta del ahorro previo de las familias y el complemento del subsidio para poder facilitar el acceso al crédito.

Así lo señaló Carina Arvizu, subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda de Sedatu, quien destacó que la dependencia que representa ya explora diversos mecanismos para llegar a todos los sectores de la población.

En entrevista con Centro Urbano, la funcionaria subrayó que, en el universo de atención, es necesario poner énfasis en los segmentos de la población no afiliada, así como aquellos que se mueven en la economía mixta o informal.

“Estamos explorando distintas formas para poder atender a esta población (no afiliada e informal), que históricamente no ha sido atendida, y que hoy por hoy no son sujetos de crédito. Estamos trabajando con todas las entidades del sector, con Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), para poder, por un lado, explorar la posibilidad de reducir las tasas de interés, que esto beneficiaría a toda la industria. Y por el otro, ver de qué manera se podrían entregar créditos, y de qué forma se solventa el tema de las garantías”, indicó.

La Subsecretaria señaló que uno de los retos hacia adelante tiene que ver con innovar en las formas de atención a las familias y diseñar mecanismos que se adapten a su contexto. En este sentido, dijo, será importante reconocer que las familias que trabajan en la informalidad registran un ingreso, y que, a partir de ahí, se pueden construir esquemas.

Al respecto, explicó, se detonaría la figura del subsidio para impulsar un esquema que tome como base el ahorro previo de las familias y el apoyo del gobierno para que puedan acceder al crédito.

“Estas personas, al final muchas de ellas, aunque no están dentro del marco de un empleo formal, de cualquier manera, tienen una capacidad de gasto, un ingreso. Yo creo que lo interesante es poder entender estos esquemas en donde hay una aportación por parte de las familias, otra parte de subsidio, y otra que es el crédito”, indicó.



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.