Search

Va Sanders por impulsar modelo de vivienda inclusiva

Que proyectos de lujo contemple porcentaje de vivienda asequible, la propuesta de Sanders en EU

El político que buscará ser el abanderado del Partido Demócrata en las próximas elecciones presidenciales quiere impulsar una modelo en el que se aumente la inversión para el desarrollo de vivienda asequible y se establezcan condiciones para proteger a los inquilinos ante aumentos en los precios de la renta

El precandidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Bernie Sanders, ha decidido tomar como uno de los ejes clave de su campaña el tema de la vivienda. Y es así que esta semana, el político norteamericano lanzó su Plan de Vivienda, con el que, asegura, quiere combatir la “crisis de vivienda asequible” que atraviesa el vecino país del norte.

En este documento, Sanders propone aumentar la inversión para el desarrollo de vivienda asequible a través del Fondo Fiduciario Nacional de Vivienda Asequible, obra que el propio Sanders impulsó desde el Congreso al inicio del milenio. Sin embargo, entre los elementos que llaman la atención se encuentran la propuesta de topar los precios de alquiler de la vivienda, así como atender el tema del suelo para incluir porcentajes de vivienda asequible en los proyectos habitacionales; además del combate a los especuladores.

En el texto, Sanders asegura que el déficit de vivienda que padece Estados Unidos asciende a 7.4 millones de unidades, además que el costo de las casas ha presentado un aumento de 118% en las últimas tres décadas. A esto se suma los altos precios de alquiler, pues señala que hoy en día, 18 millones de familias destinan más de 50% de sus ingresos para satisfacer su necesidad habitacional.

Topar valor de la vivienda y combatir especulación

Ante este escenario de altos costos de vivienda y una nula oferta de casas asequibles, Sanders propone, por un lado, establecer un estándar nacional de control de alquileres, con el que se frenen “los aumentos excesivos en el costo de alquiler”.

En este sentido, el político propone topar el aumento en las rentas en no más de 3% o 1.5 veces el Índice de Precios al Consumidor al año. Esto, dijo, “para ayudar a prevenir la explotación de los inquilinos a manos de propietarios”.

En lo referente, y para hacer frente a los especuladores, Sanders propone concretar un impuesto para quienes vendan viviendas que no habiten a un precio más alto del costo al que se adquirió. De esta forma, un propietario que decida vendar un inmueble que no habita por un costo que exceda el valor al que adquirió el inmueble, y en un plazo de 5 años posterior a la compra, se impondrá un impuesto de 25 por ciento.

Sumado a lo anterior, propone establecer un impuesto de 2% sobre el valor de la propiedad a las viviendas deshabitadas.

El suelo en la política de Sanders

En el documento presentado por Sanders aborda la necesidad de impulsar un modelo de uso de suelo que evite la segregación y combata la gentrificación.

En lo referente, el candidato hace referencia a la necesidad de detonar que en los estados de la nación se incluyan reglas de zonificación en la que los desarrolladores contemplen un porcentaje mínimo para el desarrollo de vivienda asequible en sus proyectos.

“Mientras expandimos y construimos nuevas viviendas, debemos asegurarnos de que los inquilinos y propietarios actuales no se vean obligados a abandonar sus hogares o vecindarios. También debemos asegurarnos de que los vecindarios ricos y excluyentes no impidan nuevos desarrollos, forzando la gentrificación y el desplazamiento en áreas de bajos ingresos y minorías. Además, los desarrolladores y especuladores no deben cosechar ganancias de estos vecindarios sin reinvertir en la comunidad existente”, indicó

Al respecto, Sanders quiere quitar las cadenas que impiden que hoy, en por lo menos nueve estados se incluyan porcentajes mínimos de vivienda asequible. Incluso, mencionó, se buscará establecer leyes que favorezcan la incorporación de vivienda asequible en desarrollos de lujo.

“Actualmente, nueve estados no permiten reglas de zonificación inclusivas que exijan a los desarrolladores reservar viviendas asequibles en sus proyectos. Eso tiene que cambiar (…)

“Debemos poner fin a las ordenanzas de zonificación restrictivas y excluyentes y reemplazarlas por zonificación que fomente la integración racial, económica y de discapacidad que haga que las viviendas sean más asequibles (…) Necesitamos hacer que los fondos federales de vivienda y transporte sean contingentes para remediar estas ordenanzas de zonificación y coordinarnos con los funcionarios y líderes estatales y locales para garantizar una zonificación equitativa.”.

De acuerdo con el documento, la propuesta de Sanders se basa en invertir 32,000 millones de dólares para “terminar con la falta de vivienda en Estados Unidos”. En este marco, Sanders pone especial atención en aumentar la política de subsidio, en especial, el apoyo para quienes buscan comprar su primera vivienda.

“Como resultado de los salarios estancados y el precio escandalosamente alto de la vivienda, el sueño americano de ser propietario de una vivienda simplemente está fuera del alcance de decenas de millones de familias en todo el país.

“La tasa de propiedad de vivienda en Estados Unidos es más baja hoy que en 1980 y todavía no se ha recuperado de la crisis de vivienda de 2008. Eso tiene que cambiar. Necesitamos expandir sustancialmente los programas federales para asegurarnos de que los estadounidenses en todo el país tengan la capacidad de comprar su primera casa”.

En el documento, Sanders también hace mención a la necesidad de “poner fin a los préstamos abusivos en el mercado de vivienda”. Incluso, hace mención de una línea especial para ayudar a quienes aún padecen los efectos de la crisis subprime de 2008.

Sumado a lo anterior, Sanders propone impulsar la vivienda mediante la figura del fideicomiso de tierras comunitarias.

“Invierta $ 50 mil millones durante 10 años para proporcionar subvenciones para comenzar y expandir fideicomisos de tierras comunitarias y otros modelos de propiedad de vivienda de capital compartido. Esta financiación permitirá a más de 1 millón de hogares comprar viviendas asequibles en los próximos 25 años”.

Asimismo, hace mención a la necesidad de impulsar un programa para revitalizar inmuebles abandonados, y ofrecer vivienda a comunidades desfavorecidas.

“Invierta 15,000 millones adicionales para promulgar una Ley de viviendas del siglo XXI, basada en el trabajo de Mehrsa Baradaran , para comprar y revitalizar propiedades abandonadas para crear riqueza y activos comunitarios e individuales para comunidades históricamente desfavorecidas”.

 

Puedes consultar la Plan de Vivienda del precandidato aquí.


Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.