Search

¿No que abril sería el mes de la vivienda?

Román Meyer Falcón dio la noticia que todo el sector de la vivienda esperaba desde hace meses: la Política Nacional de Vivienda tiene fecha de presentación y será en el mes de noviembre cuando por fin conozcamos a detalle los lineamientos que guiarán a la industria en el sexenio.

A decir de empresarios, este documento llegará tarde. Y es que al ser el documento que guiará las acciones en materia de desarrollo habitacional se esperaba a más tardar en el cierre del 1S2019.

A inicios del año, las autoridades prometieron que la tan ansiada Política Nacional de Vivienda se presentaría en abril. Incluso, se mencionaba que abril sería el mes de la vivienda, pues en éste no sólo se presentaría la Política, sino esquemas clave como el de aumento en los montos de crédito del Infonavit.

Esta falta de definición en la Política ha generado un ambiente de incertidumbre. Y es que a pesar que el subsecretario Rosales aseguró que el gobierno ha otorgado todas las certezas para que los empresarios no detengan inversiones, la realidad es otra, y hoy vemos diversos indicadores a la baja, que hablan de un freno en la industria.

En el marco de la transición, diversos actores relacionados con el sector hicieron énfasis en no detener el tren de la vivienda y dar continuidad por la relevancia social y económica del sector. En ese sentido, las entonces autoridades entrantes prometieron no realizar cambios abruptos y aseguraron que, de considerar una transformación, ésta sería consensuada y con margen de tiempo para que el sector se adaptara.

Sin embargo, aún sin iniciar en forma el sexenio, vino el cambio más importante: la eliminación del programa de subsidio como se conocía, contradiciendo lo sostenido en mesas de trabajo, pues no hubo oportunidad para que la industria se acoplara al nuevo modelo.

Así, en estos siete meses de 2019, ronda en el sector uno de los temores más presentes: un freno en la industria. Y es que sin la Política Nacional de Vivienda no hay rumbo y los empresarios se encuentran con trabas para poder plantear objetivos de los próximos años, por lo que los proyectos se han frenado.

Una de las demandas más marcadas es que los empresarios necesitan la Política de Vivienda para poder armar sus planes de negocio. Por lo pronto, en próximas semanas muchas compañías deben comenzar con sus planes de trabajo 2020, pero no cuenta con el documento guía para plantear hacia dónde dirigirse.

Lo que se debe entender es que este freno no sólo afecta a desarrolladores, sino, principalmente, a los ciudadanos de a pie que buscan hacer efectivo el derecho a la vivienda. Por un lado, ante la falta de proyectos se cierran plazas laborales, y por otro, no existe la oferta suficiente para que las familias puedan adquirir su casa.

Los efectos de este freno se comenzarán a sentir en el 1S2020. Sobre todo, en términos de oferta podría existir una baja considerable, lo que, según especialistas, podría impactar en los precios de vivienda, que de por sí suben y suben.

El cambio en el modelo planteado por las nuevas autoridades es bien aceptado. En ese punto se aplaude las intenciones del nuevo gobierno, sobre todo la intención de concentrar los esfuerzos gubernamentales en los que menos tienen, en las zonas marginadas. Sin embargo, hay otro sector de la población que también requieren atención. Hay un sinfín de familias de trabajadores que buscan vivienda nueva, y al no existir las condiciones para generarla, se les niega el derecho reconocido en la Constitución.

Por lo pronto, ahora sí, parece que noviembre será el mes indicado para conocer la Política Nacional de Vivienda. Armando Rosales había adelantado hace apenas un par de días que esperaban que en octubre saliera. Pero el Secretario Meyer salió el paso y alargó la presentación un mes más.

Sólo esperamos que no se repita la dinámica observada, en la que se prometen fechas y no se concretan los programas. Por el bien de impulsar las acciones para concretar el derecho a la vivienda, ya no se puede alargar más este tema. Porque, ¿qué tan difícil será reactivar el tren de la vivienda?



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.