Search

ONU-Hábitat enumera beneficios de árboles en zonas urbanas

ONU-Hábitat enumera beneficios de árboles en zonas urbanas

A lo largo de su vida, los árboles proporcionan beneficios que valen tres veces más que la inversión para plantarlos y cuidarlos

Actualmente, más de la mitad de la población mundial se concentra en las grandes ciudades, que se expanden cada vez más debido a las migraciones del campo a la ciudad causadas por la pobreza y otros factores socioeconómicos.

Muchas veces, esta expansión urbana se realiza sin una previa planeación del uso de la tierra, por lo que los bosques y áreas verdes resultan perjudicados. Ésta deficiente planeación urbana conlleva al aumento de la contaminación, aumento de la pobreza, limitación de recursos y a la presencia de eventos climáticos extremos cada vez con más frecuencia.

Los árboles son un elemento esencial en las ciudades, pues, más allá de proporcionar sombra, pueden contribuir a mitigar los efectos negativos de la urbanización, además de que hacen que las ciudades sean más sostenibles. Cabe mencionar que, a lo largo de su ciclo de vida, los árboles urbanos proporcionan beneficios que valen hasta tres veces más que la inversión requerida para plantarlos y cuidarlos.

ONU-Hábitat, el programa de las Naciones Unidas para los asentamientos humanos enumeró los siete principales beneficios de los árboles urbanos:

  1. Aumentan la biodiversidad urbana, al proporcionar plantas y hábitats favorables para los animales.
  2. Desempeñan un papel importante en la mitigación del cambio climático, puesto que un árbol maduro puede absorber hasta 150 kg de gases contaminantes al año.
  3. Funcionan como filtros para los contaminantes urbanos, como el polvo, suciedad y humo.
  4. La ubicación estratégica de los árboles ayuda a enfriar el aire entre 2 y 8 grados centígrados.
  5. Contribuyen al bienestar de la población urbana, pues vivir cerca de áreas verdes puede mejorar la salud física y mental.
  6. Previenen inundaciones y reducen el riesgo de desastres naturales, ya que los árboles maduros pueden regular el flujo del agua.
  7. Los paisajes urbanos que incluyen árboles aumentan el valor de la propiedad hasta en un 20%, además de que atraen negocios y turismo.

Es muy importante que las zonas urbanas planten y cuiden más árboles, pues las ciudades que cuentan con una infraestructura verde adecuadamente planificada y administrada se vuelven ambiental y socioeconómicamente más sostenibles, además de que se mejora la calidad de vida de sus habitantes, se adaptan mejor a las condiciones cambiantes del clima y reducen el riesgo de desastres.