Search

Game of Thrones: Influencia en el mundo y la arquitectura

El fenómeno de Game of Thrones ha transcendido las pantallas. Y es un reflejo fiel del impacto que tienen los medios en la sociedad actual. Desde que empezó a emitirse la serie, hace más de 7 años, ha contado con cerca de 43 millones de espectadores, solamente en Estados Unidos. Estas cifras además consolidaron a sus fanáticos como los más de votos de la cultura popular, según Vulture.

Juego de Tronos tuvo sus inicios mucho antes de la afamada serie de HBO. El escritor de la saga Canción de hielo y fuego, George R. R. Martin inicio con el proyecto de sus libros en 1991. El primer libro “Juego de Tronos” se publicó en el año 1996. Y posteriormente “Choque de Reyes” – 1998, “Tormenta de espadas” – 2000, “Festín de Cuervos” – 2005 y “Una danza con dragones”- 2011. Aún se espera la publicación de 2 libros más de la saga, sin embargo, de acuerdo a las declaraciones del autor, estos no seguirán la misma trama de la serie. En el año 2006, Martin se reunión con guionistas David Benioff y D. B. Weiss e iniciaron el proyecto como productores y guionistas de la adaptación de los libros en una serie producida por HBO. La primera temporada se grabó a finales de 2010 y se estrenó en junio de 2011. Dejando una audiencia promedio de 2.2 millones de espectadores, $25 millones de ingresos y un récord de ganancias para HBO.

 

Impacto mundial

Game of Thrones ha logrado un impacto cultural sin precedentes. Debido al éxito de la serie se han creado gran variedad de productos adheridos a la marca. Desde videojuegos como Game of Thrones Ascent de la empresa Disruptor Beam y Reigns: Game of Thrones programado por Nerial. Hasta juegos online casino como las tragamonedas de Jackpot progresivo de Betway, dentro de su apartado dedicado a las películas y serie junto con Tarzan y Jurassic Park. También se han fabricado juegos de mesa, réplicas de vestuario, armadura y figuras de acción mayormente comercializadas por empresas como Funko y SD Toys entre otras. De hecho, HBO en el año 2014 ya contaba con más de 60 licencias para el uso de la marca. Pero la influencia no se queda solamente en la mercadotecnia. Cada vez hay más niñas que se registran con nombres como “Khaleesi” y “Arya”. En el ámbito académico, el término “Dothraki” se ha extendido como uno de los más buscados en Internet y Universidades de alto prestigio como Harvard y Berkeley ya están dictando cursos de historia medieval relacionados a la saga.

Influencia en la arquitectura

En cuanto a la escenografía de la serie, es evidente la influencia de la arquitectura medieval, pero a su vez tintes de diseños modernos. De hecho, Deborah Riley, la diseñadora de escenarios de la serie reveló algunas de las construcciones que inspiraron los majestuosos edificios que aparecen en la producción. Por ejemplo, admitió que Dragonstone es inspirado en el Instituto Salk de Louis Kahn, mientras que el banco de Braavos se encarnó en la arquitectura del Albert Speer para el tercer Reich. Incluso el Meeren Palace esta influenciado por el estilo de renacimiento maya de Frank Lloyd Wright, inspirado en la civilización maya del sur de México. Al respecto se corrió el rumor para el día de los inocentes de que para la última temporada de la serie se iban a rodar algunas escenas en el castillo y el bosque de Chapultepec en el corazón de la CDMX. Sin embargo, fue solo una broma.

A su vez estas creaciones han calado en el diseño moderno. Otro de los escenarios clave de la serie es el Palacio de Dorne, que se adaptó al Real Alcázar en Sevilla. Este escenario ha despertado el interés de muchos por los jardines moriscos que se imponen de nuevo entre las tendencias de diseños de exteriores. Un ejemplo de esta tendencia se evidenció en la renovada Casa Rivas Mercado en la CDMX, donde se instalaron elementos moriscos. En este tipo de jardines se recalcan los mosaicos coloridos, las plantas colgantes y las fuentes de agua entre otras. Es pues una influencia de los pueblos andaluces y la ocupación árabe.

En conclusión, Game of Thrones es un fenómeno que impacta a todos los frentes de la cultura popular. Es el vivo reflejo de que el Internet y los medios influencias en gran medida la toma de decisiones de los millennials y con ello modifica todo tipo de industrias, como la de los videojuegos, la arquitectura e incluso el mercado inmobiliario no está exento de su influencia.