Search

Necesario tener en orden documentos de una propiedad

En 2017 tan solo 6.5% de las casas del país contaban con seguro

Escriturar los bienes, realizar el testamento y contar con un seguro para vivienda facilitará los trámites en caso de alguna eventualidad 

A un año del sismo del 19 de septiembre, el Colegio Nacional del Notariado Mexicano aconseja llevar a cabo los trámites necesarios que involucran el patrimonio de las personas, en especial las viviendas, esto con el objetivo que puedan estar preparadas ante cualquier suceso que llegue a ocurrir.

Escriturar los bienes es de suma importancia, ya que según las leyes mexicanas y códigos civiles de la escritura pública, este es uno de los documentos que sirven para determinar la propiedad de un inmueble.

Una vez concluido el trámite de escrituración, es importante que el propietario realice un testamento en el cual designe ante un notario público a las personas que serán dueñas de los bienes en caso de fallecimiento, ya que este trámite facilitará a los herederos el procedimiento sucesorio.

Por otro lado, también es de vital importancia que los herederos acudan con el notario público para realizar el proceso de sucesión, en el cual se le transfiere la propiedad del inmueble. En caso que no exista el testamento, se debe proceder a la realización de una sucesión legítima o intestamentaria.

Contar con un seguro también es otra de las recomendaciones que dan los notarios, ya que en caso de algún siniestro, éstos cubrirán parte de los gastos en caso de pérdida de bienes o, en otros casos, gastos médicos.

Abrir una cuenta en el banco puede ser de gran ayuda, ya que en las cuentas financieras los bancos piden que se otorgue un beneficiario en caso de fallecimiento, y es a éstos a quienes se les otorgarán los saldos presentes en las cuentas. El dueño de la cuenta debe informar a los familiares que están como sus beneficiaros para que lo tengan en cuenta y puedan reclamar el monto.

Las personas tener en un lugar seguro y de fácil acceso la documentación importante como actas de nacimiento, testimonios de escrituras, identificaciones, testamento, facturas de auto y otros bienes de valor. Es recomendable usar un archivo digital de esta documentación, ya que con una copia será más sencillo reponerlos.