Search

Reconvención de los terrenos del AICM, oportunidad para el desarrollo inmobiliario y la construcción

Por Rafael Luis González Azuara

Con la necesidad de construir un Nuevo Aeropuerto para la Ciudad de México (NAICM) para desahogar la congestionada afluencia y saturación de vuelos en el actual (AICM) se abrió la discusión de que hacer con los posibles terrenos que dejarían vacantes las actuales instalaciones.

Durante la campaña el Sr López Obrador (Presidente electo para el periodo 2018-2024) hizo el planteamiento de cancelar la obra que actualmente se lleva a cabo por el elevado costo que representa. Durante este periodo se ha ampliado el debate entre la sociedad sobre la conveniencia de su ubicación donde se ha desplantado por el tipo de terreno y posibles daño al ecosistema del vaso regulador de Lago de Texcoco. El Señor López O, ha pedido a diferentes grupos de técnicos certificados y calificados a que emitan sus opiniones al respecto. Lo han hecho ya tiempo atrás MITRE (Instituto de los Estados Unidos que tiene sus orígenes en el Instituto Tecnológico de Massachusetts; MIT; prestigiado a nivel internacional que desarrolla investigación para certificar la capacidad, funcionalidad y factibilidad de aeropuertos en más de 80 países) y en estos días se ha pronunciado el Colegio de Ingenieros de México, donde las dos instituciones han coincidido que Texcoco, el terreno donde se ha iniciado la construcción, es el sitio adecuado por su ubicación, cercanía, espacio físico y el aéreo, para hacer una obra que solucione los problemas de navegación aérea a largo plazo, sin saturaciones y con seguridad. Se han hecho sugerencias para revisar los presupuestos y proyectos, dejando claro que están consientes de que se pueden hacer mejoras en los mismos, por uso de materiales menos suntuosos y nacionales y que tome en cuenta el entorno ecológico, su sustentabilidad para apoyar el rescate y mejora de la zona donde se ha desplantado.

Sí se continúa con la obra del NAICM como esta planeada se liberaran 749 hectáreas que conformarían una reserva territorial para complementar el polo de desarrollo urbano en la zona Oriente. Las obras viales existentes para acceder al actual predio, sumadas a los 137 Kms de reacondicionamiento y nuevas rutas para acceder al NAICM dejan el predio del actual Aeropuerto (AICM) en una posición envidiable para reconvertir y ser utilizados en beneficio de la gran ciudad.

En el terreno liberado primariamente deberá estar privilegiada la siembra de foresta nativa para generar un nuevo bosque al oriente de la Ciudad que sería un pulmón indispensable y necesario para la zona, donde al interior del mismo e intercaladas, aprovechando la infraestructura existente de las terminales 1 y 2 se levanten inmuebles necesarios bajo la premisa de un desarrollo sustentable, para concentrar todas las oficinas principales del Ejecutivo Federal, a niveles de Secretarios y Subsecretarios, así como la Casa y oficinas de la Presidencia de la República, distribuidas en el terreno liberado unidas por Plazas de concentración, esparcimiento y cultura, comunicadas por circulaciones peatonales, ciclo-vías y vialidades exclusivas para transporte masivo, limitando o prohibiendo el tránsito a vehículos con baja densidad de ocupantes o unitarios, para el traslado de los usuarios, aprovechando las pistas y calles de traslado existentes en el actual AICM.

Tomando en cuenta la necesidad de acercar a las dependencias a las diferentes regiones del país y aprovechando el proyecto del Presidente electo de descentralizar las operaciones de las Secretarias de Estado para estar más cercanas a la gente, proponemos se desarrollen y abran en todas las ciudades del país oficinas de operación y ejecución de las dependencias federales para servir y apoyar los trámites y operaciones para el ejecución de programas creados en beneficios de los ciudadanos. Haciendo una ejemplificación simplista se deberían poner estas oficinas operativas en cada esquina de cada ciudad donde se requiera en este país acercarse a ejecutar programas para el desarrollo, aprovechando las tecnologías existentes en colaboración y comunicación que brindan el poder operar a distancia con las oficinas centrales y proporcionar una mejorar la experiencia de los ciudadanos en la relación con su Gobierno. Esto apoyaría al desarrollo equilibrado que plantea el Presidente electo en su plataforma de desarrollo Nacional.

En el proyecto de reconversión del AICM, también se debería contemplar la creación de centros de convivencia cultural para eventos masivos y por que no aprovechar las instalaciones de hotelería existentes tanto en el interior de las terminales o aledaños para brindar estancia a posibles visitantes o colaboradores que tuviesen que hospedarse para eventos específicos.

Este polo de desarrollo unido al polo inmobiliario que seguramente se desarrollará con las nuevas vialidades y servicios de transporte masivo hacia el NAICM en las 146 hectáreas destinadas para uso comercial, hotelería e industrial será seguramente un detonador para beneficio de la calidad de vida de los habitantes de la zona Oriente al incrementar la plusvalía de sus predios y al desarrollo de centros comerciales de vivienda y oficinas que buscarán estar cerca de oficinas gubernamentales y puerta de entrada la Ciudad de México

El beneficio adyacente de liberar y concentrar las oficinas de los altos dirigentes de las Secretarias Federales en un sólo punto se obtendría a lograr la liberación de edificios variopintos en toda la Ciudad que nos darían la posibilidad de reconvertir o intervenir una buena cantidad de M2 para crear Hospitales, Universidades, Vivienda, Museos, Parques u Oficinas Corporativas diseminadas por toda la Ciudad que permitirían re-densificar y replantear el funcionamiento de varias zonas que necesitan ser reconvertidas para que los ciudadanos se vuelvan apropiar de su “Casa Extendida”.

 

 

Rafael Luis González Azuara

Arquitecto, con estudios de postgrado en Alemania y México, docente de la materia de Urbanismo en la Universidad Motolinia del Pedregal y Ejecutivo Internacional para empresas globales en área de mercadotecnia y desarrollo de negocios.