Search

Infraestructura en asentamientos informales es clave para urbanización

Infraestructura en asentamientos informales es clave para urbanización

El mejoramiento urbano impulsaría a la generación de viviendas, espacios públicos e instalaciones comunitarias

La urbanización de las grandes ciudades ha ido en un crecimiento constante que no ha permitido proporcional el uso de suelo con servicios públicos, sobre todo en asentamientos informales que usualmente son fuente de empleo para la mano de obra y microempresas.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es posible incorporar estrategias que involucren estos asentamientos a la ciudad formal, “traería importantes beneficios para la cohesión social, la prestación de servicios y la creación del empleo”.

En la plataforma de ONU-Habitat, se puntualiza que los asentamientos informales no aparecen en los mapas oficiales de una ciudad, sin embargo un mapeo es esencial para mejorar las áreas, pues estas permitirían tener información completa de las condiciones físicas y el acceso a los servicios públicos.

Además, involucrar estos espacios con la participación de la comunidad lograría considerar la vulnerabilidad a los desastres naturales y a los peligros causados por el propio ser humano, así como al estatuto jurídico de propiedad del suelo y a las condiciones físicas y socio-económicas.

“Si esta clasificación se continúa con un esquema equilibrado de prioridades basado en proyectos tangibles, la estrategia de mejora podrá tener un impacto significativo”, destacó ONU-Habitat.

También, otro factor que genera costos de gran magnitud se debe al reasentamiento de los residentes de barrios marginales que están lejos de sus viviendas y fuentes de ingresos.

Buenos lugares, buenas personas

El mejoramiento urbano debe considerarse como prioridad en lugares donde las viviendas se encuentran en áreas peligrosas y en lugares estratégicos para el planeamiento de la ciudad, “en los países de ingresos medios se pueden sugerir planes de renovación urbana más amplios siempre que la sociedad en general se beneficie y no comprometa  sus medios de vida”.

En este tipo de espacios se podría generar un enfoque multisectorial de la infraestructura, en el que se expandan los sistemas de transporte para que lleguen a los asentamientos informales y los habitantes logren desplazarse a su centro de trabajo.

Otro punto importante es el abastecimiento de agua potable y saneamiento, que podría resolver los problemas de salud pública, además, la gestión de residuos sólidos que lograría generar oportunidades de ingresos, con base a su recolección.

“La integración de estos sectores en intervenciones integrales mejora el valor del suelo y, una vez que la tenencia se asegure, no sería irrazonable solicitar a los residentes contribuir en la construcción y el mantenimiento”, indicó.

Finalmente, el espacio público y las instalaciones comunitarias son puntos estratégicos para la automejora, por eso se debe promover la creación de comunidades viables, en donde se aumente la accesibilidad y fomenten actividades económicas que generen valor económico en la proximidad y facilite la instalación de otras infraestructuras.

Mejorar el espacio público impulsaría a la interacción social, mejora de calles, plazas y parques para que los residentes tengan un sentido de pertenencia, orgullo por el entorno y fungiría como catalizador para la inversión en la vivienda, lo que contribuiría a aumentar el valor de la propiedad y reducir la marginación física.