Search

Vallejo busca recobrar su importancia industrial

Vallejo busca recobrar su importancia industrial

Miguel Alemán inauguró esta zona con la que aseguró que iniciaba la modernización de México

La Zona Industrial de Vallejo está en una situación de presión económica, urbanística y política que complican su desarrollo como generadora de empleos y dinamizadora de actividades económicas; sin embargo, la Asociación Industrial Vallejo (Aivac) consideró que esta zona al norte de la Ciudad de México puede recobrar su potencial, para lo que es necesario que los empresarios y autoridades locales, estatales y federales generen un plan que reactive a la zona.

En entrevista con Centro Urbano, Eduardo Pérez, presidente de la Aivac; Arturo García, secretario de esta organización y Eduardo Aguirre, cronista de Vallejo, consideraron que necesitan más apoyo de las autoridades para que se establezca una visión de largo plazo que beneficie a los trabajadores, universidades y tecnológicos de la zona para que sus estudiantes puedan desarrollarse profesionalmente en alguna de las empresas.

“En todo el mundo hay incentivos para que la industria funcione, ahora que está en la agenda el Tratado de Libre Comercio, en que una de las posiciones de Estados Unidos es que se incremente su producción interna, consideramos que aquí en México tenemos una zona industrial muy importante en todos los aspectos: en lo económico, en la generación de riqueza, pago de impuestos, creación de trabajos formales, pero parece que hay un estrangulamiento de la zona, mientras en otros lados hay muchos incentivos aquí no los tenemos”, dijo Pérez.

De acuerdo con los industriales, las 490 empresas que están de forma permanente en la Zona Industrial generan poco más de 300,000 empleos directos y 140,000 indirectos. Además, destacaron que las empresas instaladas son no contaminantes, varias cumplen con la normatividad ambiental y hay otras en proceso de consolidarse como industrias sustentables.

“A nivel de cómo están divididas la manufactura es la principal actividad, tenemos empresas de clase mundial, como Exxon Mobil, P&G, su planta aquí es la segunda más grande de América Latina; Helvex, sus oficinas nacionales están aquí y su planta más importante de acabados técnicos, así como su área de investigación y desarrollo. También está Nacobre, Condumex, Lala, Copamex, Sherwin Williams, entre otras”, agregó García.

De estas empresas, alrededor de 62% están en la manufactura, pero también hay varias enfocadas al sector automotriz, en la fabricación de partes. Así como de la industria alimentaria y farmacéutica, como Femsa, Heineken, Neolpharma. El restante 38% se divide en servicio, como de tecnologías de la información, diseño de aplicaciones tecnológicas y de capacitación de recursos humanos.

Mientras que las empresas comercializadoras están en la parte nororiente, donde la empresa base es Price Shoes con sus empresas filiales y plazas comerciales.

Desarrollo urbano

Eduardo Aguirre explicó que a pesar de la importancia económica que tiene este polígono industrial, cuya influencia no sólo se limita a Azcapotzalco, sino que se extiende a Gustavo A. Madero, Naucalpan, Ecatepec y Tlalnepantla, podría estar en una situación de riesgo porque, de acuerdo con el Programa General de Desarrollo Urbano, se considera que se puede hacer una reclasificación del uso de suelo, situación que llevaría a que se dé una gentrificación como en otras zonas de la ciudad que pasaron de industria a conjuntos inmobiliarios para un sector de la población con mayor poder adquisitivo.

“Las glorias de Vallejo iniciaron en 1944, cuando Manuel Ávila Camacho planteó la expropiación de dos partes centrales en Azcapotzalco para la creación de la zona industrial; Miguel Alemán se encargó de realizar la inauguración y en su discurso aseguró que daba el inicio de la modernización de México, esa fue la importancia que se le dio a Vallejo.

“Fueron 30 años en los cuales la industria tuvo su peso específico, su auge fuerte fue en la época de Luis Echeverría, pero con el decreto de la salida de las industrias contaminantes de la Ciudad de México comenzó a decaer la dinámica y en tantos años no se ha pensado en el aspecto de presentar una política pública en materia de desarrollo industrial”.

El presidente de la Asociación consideró que también del lado privado se dejaron de hacer varias cosas que contribuyeron a esta situación, como dejar la producción por la comercialización, pero que a causa del sacudimiento que ha causado el TLC en la industria, pueden crear una estrategia que beneficie a todos.

“Con la comercialización se crearon muchos trabajos de empacadores y almacenistas, pero no tenemos ingenieros, diseñadores, creo que eso es lo que tenemos que buscar: no hablar de glorias pasadas, sino de la gloria futura que podemos generar. Tenemos vínculos con las universidades porque somos la fuente natural de empleo para sus egresados. Si queremos enfrentar futuros retos debemos estar preparados y no esperar a ver qué no hicimos con nuestra industria”.

Acercamiento con autoridades

Los empresarios explicaron que la actividad de esta zona contribuye con entre 2.7 y 2.9% del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que han buscado tener contacto con diferentes autoridades para que se concienticen sobre su importancia y pueda florecer de nuevo.

En el caso de la jefatura delegacional, aunque tiene limitaciones, se han obtenido algunos incentivos, como en el caso de no tener que pagar por presentar su carpeta de Protección Civil; con el gobierno central consiguieron eliminar el pago por mejorar las banquetas, así como algunos pagos deducibles. También buscan contactar a autoridades federales, ya que hacen aportaciones considerables en este nivel de gobierno.

“A la Seduvi y diputados les planteamos nuestras inquietudes, manifestamos nuestro interés porque las empresas o industrias que han quedado aisladas en varios puntos de la capital puedan mudarse a Vallejo y contribuir a la riqueza de la región. Esperamos que con el cambio de autoridades que se avecina podamos tener una relación más estrecha.

“Porque debemos preservar un sistema logístico importante, como lo tiene la Zona Industrial de Vallejo con esta combinación de industria, comercio, centros de distribución, los cuales son imprescindibles para la ciudad. Sería un enorme error pretender terminar con un pulmón industrial de la importancia de Vallejo”, concluyó Pérez.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.