Search

En espera de la Bienal de Venecia 2018

En espera de la Bienal de Venecia 2018

Las curadoras de la Bienal número 16 son Yvinne Farrell y Shelley McNamara bajo el tema Freespace

Arquitectos jóvenes y consagrados de todo el mundo tienen la vista puesta en la próxima edición de la Muestra Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia, la cual se llevará a cabo entre el 26 de mayo y 25 de noviembre de 2018 en el Antiguo Complejo Naval y Militar llamado “El Arsenal”, en la ciudad de Venecia, Italia.

Si bien se trata de una exposición sin edificios reales, desde su creación en 1980 se presentan instalaciones o performances que retratan la innovación y la práctica en el contexto urbano, además de mostrar la transversalidad de esta disciplina con el arte y fomentar el desarrollo de propuestas arquitectónicas.

A lo largo de su historia, la muestra ha evolucionado hasta convertirse en un importante proyecto de exposición-investigación coordinado por un curador general, denominado Director Artístico. Éste último propone un tema y ofrece a los países participantes la posibilidad de integrarse a la propuesta curatorial, a través de sus pabellones o mantenerse independientes con exposiciones particulares.

En su celebración número 16, las curadoras elegidas por el presidente de la Biennale di Venezia, Paolo Baratta, fueron Yvinne Farrell y Shelley McNamara. Señaló que su participación “continuará abordando el mismo tema, pero desde el punto de vista de la calidad de los espacios públicos y privados, y el territorio y el landscape como principales fines de la arquitectura”.

Asimismo, las arquitectas irlandesas dieron a conocer a mediados de 2017, el tema de la próxima bienal: Freespace, una referencia “a la generosidad, centrándose en la calidad del espacio mismo; a la aportación o regalo de un espacio libre adicional a los habitantes; a lo inesperado en cada proyecto independiente de las diversas restricciones. Al aprovechamiento de las virtudes de la naturaleza, la generación de una nueva forma de pensar, donde la arquitectura brinda bienestar y dignidad. A la posibilidad de imaginar el espacio libre de la memoria y el tiempo, uniendo pasado, presente y futuro”.

En la presentación de la temática, las curadoras manifestaron: “Estamos interesadas en ir más allá de lo visual. Estamos interesadas en la coreografía de la vida diaria. Vemos a la Tierra como cliente y a la arquitectura como la manipulación de los recursos de la Tierra”.

Desde su primera participación en 2006, México se ha mantenido constante y tiene un papel cada vez más relevante en la Bienal de Arquitectura. Tras abrir la convocatoria en agosto de este año, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble del mismo Instituto, dieron a conocer la selección oficial que representará a nuestro país en la exposición italiana de 2018.

Las 21 propuestas arquitectónicas mexicanas elegidas son:

  • Alejandro Guerrero + Andrea Soto | Atelier ARS
  • Luis Enrique Flores + Armida Fernández | Estudio ALA
  • Manuel Cervantes | CC Arquitectos
  • Javier Muñoz | Muñoz Arquitectos y Asociados
  • Héctor Barroso | Taller Héctor Barroso
  • Carlos González Lobo + María Eugenia Hurtado
  • Andrés Soliz + Lazbent Escobedo | Escobedo Soliz
  • Jorge Arvizu + Ignacio del Río + Emmanuel Ramírez + Diego Ricalde | Estudio MMX
  • Salvador Macías + Magui Peredo | Macías Peredo
  • César Guerrero + Ana Cecilia Garza + Carlos Flores + María Sevilla | S-AR
  • Enrique Norten | TEN Arquitectos
  • Isaac Broid + PRODUCTORA (Abel Perles, Carlos Bedoya, Víctor Jaime, Wonne Ickx)
  • Mario Schjetnan | Grupo Diseño Urbano
  • Alonso de Garay | Taller ADG
  • Javier Sánchez | JSa
  • Mariana Ordóñez | Comunal: Taller de Arquitectura + Onnis Luque
  • Alejandro Sánchez + Mariza Flores | Taller T6A
  • Juan Carral | JC Arquitectura
  • Enrique Lastra | Sackbé
  • Juan Carlos Cano + Paloma Vera | CANO VERA
  • Mauricio Rocha + Gabriela Carrillo | Taller de Arquitectura Rocha + Carrillo

“Lo que nos distingue es el concepto o idea detrás de cada proyecto y no el resultado como un lenguaje, sino como una búsqueda arquitectónica, lo que hace que, aunque cada proyecto sea distinto, se parezcan entre sí”, afirmaron los participantes Pavel Escobedo y Andrés Soliz, egresados de la carrera de arquitectura y profesores adjuntos en la Facultad de Arquitectura (FA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Además aseguraron que su trabajo es funcional, por lo que no descuidan la estética, el confort, sustentabilidad, ni el aspecto sismo-resistente, por lo que siempre buscan que haya balance entre estos elementos, para así lograr un edifico claro, con fuerza, y que todas sus partes, además de funcionar, tengan relación entre sí.

 



Estudiante de Comunicación de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, con especialidad en Multimedia y Cultura. Apasionada por la radio, la música y la CDMX. Hablo mucho y río más, me gusta la cumbia, las chelas y el rock n’ roll.