Search

¿Por qué amo la fotografía?

Debo reconocer que cuando me dijeron que tenía que escribir mi primer entrada a este Blog no supe de qué iba a tratar; pero es que así comienzan siempre mis escritos, con la aterradora hoja en blanco y el cursor parpadeando, esperando alguna respuesta mía. Después de días de darle vueltas al asunto y de seguir contemplando la hoja en blanco, se me ocurrió escribir acerca una de mis pasiones, la fotografía.

La aparición de ella en mi vida fue una de las mejores casualidades, sin darme cuenta me asechaba desde hace años, paciente esperó hasta que di con ella. Tal vez se preguntarán del por qué digo que me acechaba (tal vez no). Desde que era niña, mis dos abuelos, tanto paterno como materno tenían un gusto por la fotografía, recuerdo verlos a los dos con cámara en mano, pero no recuerdo que ellos me obligaran a tomar alguna foto y mucho menos se dedicaron formalmente a la fotografía.

No fue hasta que entré en la secundaria que tuve mi primer celular con cámara cuando descubrí lo maravilloso y divertido que es congelar el tiempo.

Así transcurrieron los años, viendo la fotografía como algo divertido y sencillo, hasta que ingresé en la universidad. Estudié ciencias de la comunicación (otra de mis pasiones), ahí tuve mi primer contacto con la fotografía formal, no puedo explicar la emoción que tenía en mi primer clase, aunque no usé la cámara hasta un mes después, el descubrir que la fotografía no era sólo apretar un botón como todos decían, que era algo que requería tiempo y creatividad, me enamoré de ella.

Y es que sólo alguien que ha estudiado foto sabrá que no sólo es saber manejar tu cámara, es saber de arte, de reglas, de estética, es aprender a escribir con la luz, es poder no sólo retratar el momento preciso, sino también, contar una historia.

En la universidad fue cuando muchas personas comenzaron a decirme que tenía talento para la fotografía, comencé a ganar dinero gracias a ella, pero al pasar los años quería más, así que seguí estudiando, y ahí me di cuenta de que me gusta la fotografía porque es otra forma de expresar lo que con palabras no puedes, lo que sientes, fue cuando di con la fotografía de autor. Experimenté con todo tipo de fotografía pero ésta fue la que me cautivó y la que hago en estos momentos.

Así que para ya darle fin a este texto, los invito a acercarse a la foto, verán que es una buena forma de alejar el estrés y sobre todo, lo divertido que es contar el mundo desde sus ojos.