Search

CC Chapultepec : Calle o Segundo piso

POR FÉLIX SÁNCHEZ.

Que la ciudad es de todos y no solo de la autocracia, queda evidente en el debate que sucede en las redes sociales todos los días relacionados con el “segundo piso” de Chapultepec.  Es lastimero que la Autoridad tenga un proyecto ejecutivo y por razones de “confidencialidad” no lo enseñe. Y encima de todo diga que lo enseñará a la sociedad,  se  vale la pregunta ¿para que? Si ya está decidido. La riqueza está en el diálogo de las ideas y en la capacidad de rectificar o ratificar. Se les olvida que ellos se van pasando su periodo sexenal y nosotros  ciudadanos nos quedamos.  Se les olvida que hace 30 años después de los sismos la gente salió a la calle a demandar una respuesta ante la pasividad del Gobierno. Se les olvida en fin que ya es otra ciudad. Con  30 años de experiencia,  la lección es más vigente que nunca : no se puede hacer nada a las espaldas de la sociedad, o atenerse a las consecuencias.

Nadie con sentido común duda que hay que hacer algo en Av. Chapultepec. Se debe impulsar la renovación de la Zona Rosa hoy en severa decadencia urbana; y sobre todo enorme reserva de suelo para reforzar a Reforma con usos complementarios, incluidos los de la vivienda de variados tipos, para hacer un segmento nuevo de ciudad incluyente, tolerante y con visión de ciudad futura. Diría que la mejor movilidad es no moverse y para ello la ciudad debe ofrecer zonas renovadas con usos mixtos y heterogeneidad social, donde la vida cotidiana se resuelva con felicidad. La pregunta entonces ¿es como intervenir una zona?

En el debate público han surgido muchas ideas, me permito aportar las siguientes :

En las ciudades, la traza urbana pocas veces cambia, lo que cambia con cierta regularidad es lo que sucede adentro de los terrenos rodeados de calles. Esto es clave para entender el funcionamiento de la ciudad moderna, es decir la traza hay que conservarla, no podemos perderla. Ahora bien lo inaudito es pretender construir encima de las calles un centro comercial. Sin duda sentaría un precedente negativo que seria después muy difícil de contener. El argumento es que el estacionamiento que actualmente utiliza la SPDF encima de la losa tapa del Metro no es calle, bueno tampoco es predio, ¿donde está la  boleta predial?

Pensándolo bien el segundo piso es una frontera, una barrera de desencuentros, el estigma  social de tener “a los de arriba y a los de abajo” lo hace  absurdo. La idea de crear un parque lineal en un segundo nivel, cuando tienes al parque Chapultepec enfrente es crear un elefante blanco. Un lugar donde los movimientos son transversales a la avenida porque la gente cruza la Roma y la Condesa para ir a la Juárez. Pensar que en la vida diaria vas a detener arriba a la gente que tiene que trabajar diario y anda a las carreras, es como “diseñar” a nuevas personas en un determinismo Skinneriano  físico, y  ya sabemos que eso no funciona.

En el mundo los segundos pisos están siendo demolidos y ganados para la gente, este de Chapultepec a nivel peatón y con los coches circulando, será como caminar en la planta baja del Periférico, es decir vivir diariamente  una experiencia desagradable.

La preocupación es real: lo que se pretende hacer no construye ciudad, la destruye. La calle es la res—pública de la polis. La ciudad es de todos y en la calle somos iguales. Con artificios efectistas de vistas a nivel del Señor de los cielos, se engaña a muchos despistados. La ciudad se vive a nivel del suelo. La Av. Chapultepec debe ser el detonador del renacimiento de la Zona Rosa, pero hay muchos pequeños lotes y los requerimientos de estacionamiento los aniquilan. Bajo la Av. Chapultepec puede haber un estacionamiento continuo y liberar los lotes de ese requerimiento. La obra se pagaría con las inversiones nuevas en la Zona Rosa -ingeniería financiera- un bono de desarrollo que libere el requerimiento de estacionamiento en los predios existentes de la zona. La avenida debe ser un gran Boulevard peatonal –tiene 60 metros de derecho de vía- que reconstruya la historia de la ciudad, de su Acueducto y dé sustento a un nuevo precepto: crecer sobre lo construido y hacia adentro. Estos son los temas : Reciclar, renovar, revitalizar, refuncionalizar la ciudad. La ciudad es para caminarla y las calles  son públicas y las mejores están llenas de gente. Las calles son el lugar de encuentro, de socialización y manifestación. Es el espacio público a nivel del suelo y es la quintaescencia de la ciudad.

FÉLIX SÁNCHEZ. Reconocido arquitecto de la generación 63-67 de la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM  con Mención Honorífica y medalla de oro, realizó la maestría de Diseño urbano en la Universidad de Pennsylvania, EEUU, en 1993 se hizo acreedor  a la Cátedra Extraordinaria “Federico E. Mariscal” de la facultad de Arquitectura de la UNAM. Es actualmente Presidente de la Junta de Honor del Colegio de Arquitectos.

Es socio fundador de Sánchez Arquitectos y Asociados, imparte múltiples charlas y seminarios en distintas universidades del país y del extranjero.

Ha sido galardonado por su hacer profesional con premios, como el Sir Robert Matthew de la Unión Internacional de Arquitectos de 1987, por su participación como asesor y encargado de los proyectos de las zonas 9 y 12 del Programa Renovación Habitacional después de los sismos de 1985 en la Ciudad de México.

También ha sido reconocido con el Premio Nacional de Ahorro en Energía otorgado por la SENER por el proyecto de la Torre de Ingeniería de la UNAM en la Cd. de México; en la X Bienal de Arquitectura Mexicana por la Escala Náutica de FONATUR en la Paz Baja California Sur; en la IX Bienal de Arquitectura Mexicana por la Torre de ingeniería de la UNAM; la VIII Bienal de Arquitectura Mexicana por la Escuela Bancaria y Comercial en la Ciudad de México; la II Bienal de Arquitectura Mexicana por el Paradero Zaragoza en la ciudad de México.

[email protected]

@F_pesci