Search

La ONU reconoce el liderazgo del Gobierno de la República para la reconstrucción de «La Pintada» en Guerrero

 

Ginebra, Suiza.- El Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto fue reconocido hoy, en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por su liderazgo en el trabajo realizado para la reconstrucción de la comunidad “La Pintada”, ubicada en el municipio de Atoyac de Álvarez, en el estado de Guerrero, la cual fue destruida por la tormenta “Manuel” en septiembre del año pasado, misma que cobró la vida de 71 de sus habitantes y cinco policías federales.

Correspondió al secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín, recibir el reconocimiento internacional denominado “Global Partner Award”, que entrega el Instituto de las Naciones Unidas para la Formación Profesional e Investigaciones (UNITAR, por sus siglas en Inglés) y con el cual se rinde tributo a funcionarios públicos excepcionales que con su liderazgo han contribuido al desarrollo económico y social de las ciudades, y cuyo trabajo contribuye al logro de los objetivos de la ONU.

En la sede de la Organización de las Naciones Unidas, aquí en Ginebra, se dejó en claro que el Gobierno mexicano se hizo merecedor del reconocimiento luego de las acciones implementadas por la SEDATU para lograr en poco tiempo una extraordinaria transformación de “La Pintada” con base en la coordinación del sector público, el privado y la sociedad, en favor del desarrollo.

En su intervención, el titular de la SEDATU, Jorge Carlos Ramírez Marín, explicó que debido a su situación geográfica y por los fenómenos hidrológicos que llegan por sus dos costas, México es un país muy vulnerable ante los desastres naturales, por lo que se requiere capacitación en materia de prevención, “tema en el cual esperamos tener una muy fructífera colaboración con UNITAR en el futuro”.

Indicó que en el tema de desastres naturales no puede haber un esquema único para actuar, toda vez que cada caso merece un trato administrativo singular y un plan de acción diferente.

“En La Pintada planificamos lo que se requería para atender a los damnificados, ahí se capacitó a 400 de sus habitantes para que trabajaran en diferentes actividades en la reconstrucción de sus propios hogares; se construyó una alberca, una escuela, carpintería, taller de soldadura, panadería, tortillería, estética y un comedor, entre otras cosas”, agregó el funcionario federal.

Explicó que La Pintada fue el lugar más emblemático de la tragedia ocurrida, pero hubo otras comunidades donde también se registraron daños significativos, como es el caso de El Capricho, Omitlán, Leonardo Bravo y El Paraíso, donde también se edificaron viviendas.

Ramírez Marín informó que en todo Guerrero se quedaron sin hogar más de 5 mil familias y el Gobierno de la República, a través de la SEDATU, entregará en diciembre la casa número 5 mil, es decir que al final del año se habrán reconstruido 5 mil viviendas en el estado.

Por su parte, la Secretaria General Adjunta de la ONU y Directora Ejecutiva de UNITAR, Sally Fegan-Wyles, señaló que el reconocimiento se entrega por el mérito de que el liderazgo gubernamental logró en poco tiempo coordinar los esfuerzos del sector privado, el público y a la comunidad civil para realizar estos trabajos.

Dijo que no sólo es admirable lo que se logró, sino la forma en que se hizo, ya que no es fácil la coordinación de esos tres sectores de la sociedad en una causa como esta, por lo que en el caso del Secretario, lo que hizo al liderar el equipo que reconstruyó literalmente las vidas a cientos de familias, es algo que no puede pasar desapercibido.

“En la ONU lo admiramos porque creemos que es el tipo de liderazgo del siglo XXI, y usted debería sentirse muy orgulloso de saber que es uno de los líderes del futuro”, indicó Sally Fegan-Wyles.

La misión de UNITAR es desarrollar las capacidades de individuos, organizaciones e instituciones para mejorar la toma de decisiones global y para apoyar la acción de ámbito nacional a fin de forjar un mejor futuro.

Asimismo, UNITAR ofrece diversas actividades de formación y desarrollo de la capacidad en las áreas temáticas de fortalecer el multilateralismo; promover el desarrollo económico e inclusión social; la sostenibilidad de avance ambiental y desarrollo verde; la promoción de una paz duradera; además de la investigación y aplicaciones de la tecnología y cuestiones intersectoriales.

La Pintada fue el primer lugar que visitó el Presidente Enrique Peña Nieto tras la dolorosa tragedia en el estado de Guerrero, en el 2013, y en donde se comprometió a que habría una Nueva Pintada, lo cual cumplió al inaugurarla el 26 de mayo pasado. Y no sólo se reconstruyeron los hogares de las familias afectadas, sino que ahora ésta comunidad cuenta con instalaciones adicionales, como cancha de futbol, un malecón y hasta se impulsó a sus pobladores para que retomaran la producción de café.

Hoy en La Pintada se vive un ambiente próspero, alegre y lleno de esperanza, toda vez que se generaron alternativas de empleo para algunos de sus habitantes, además de que niños, jóvenes y adultos disfrutan plenamente de la alberca y del resto de las instalaciones comunes.

Por la delegación mexicana que acompañó al secretario asistieron Ángel Islava Tamayo, director del Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO); Gustavo Lara, representante de la Fundación Bancomer, la cual contribuyó con la escuela de La Pintada; German Oteiza, director del Grupo Oro, empresa encargada de la obra de reconstrucción, y el embajador y representante permanente alterno en la Misión Permanente de México ante la ONU, Juan Raúl Heredia Acosta.

En tanto que en la representación de la ONU estuvieron, además de la Directora Ejecutiva de UNITAR, el gerente general de DPC, Alex Mejía, y el director de Investigación, Francesco Pisano.