Search

La discapacidad no es un obstáculo, desplazarse por la ciudad sí

 

Mejorar la ciudades incluye mejorar sus calles y hacerlas accesibles para sus habitantes, pues prácticamente es toda una odisea caminar por ciertas banquetas con el pavimento roto o coladeras destapadas y cubiertas con tablas, así como los automovilistas se quejan de los baches en las avenidas, para los peatones la demanda es caminar por calles más seguras, pues más que una llanta ponchada, el riesgo es una fractura o lesión, sobre todo si te arriesgas al andar con tacones, pero el principal peligro es para la gente con capacidades diferentes.

Es de admirar como las personas invidentes se desplazan de un lado a otro con la simple guía de un bastón, si ya de por sí uno que afortunadamente puede ver no se salva de tropezar ¿se imaginan hacerlo en completa oscuridad? Recuerdo que en el Museo del Niño hay precisamente un espacio denominado ¿Qué pasaría si no pudieras ver? No olvido la desesperación que se siente tratar de encontrar la salida a ese laberinto lleno de obstáculos sin nada que te alumbre.

Y es que aunque en las calles ahora estén los semáforos con sonido para ellos, hace falta mucho más, no obstante, reconozco que a diferencia de años atrás el apoyo es mayor, ahora existen bibliotecas con libros braille o computadoras especiales, también en el metro hay líneas que los guían o letreros que pueden descifrar usando sus manos.

También las personas de la tercera edad o con alguna discapacidad necesitan desplazarse de forma segura por las calles y tener accesos especiales, pues aunque existan rampas, por lo regular son obstruidas por automovilistas inconscientes o por comerciantes que no permiten el paso, y no sólo en las subidas de las banquetas, sino se colocan a lo largo de todas ellas; lo cual, sumado al mal estado del pavimento, representa para ellas una gran dificultad, pero eso no les impide quedarse encerrados en sus casas porque también tienen deseos de trabajar, pasear o simplemente divertirse.

Ejemplo de la dificultades las viví con una de mis mejores amigas que a causa de una lesión en la rodilla desde el año pasado, en lo que se recupera por completo debe auxiliarse con un bastón y como no se queda quieta decidió salir por una ocasión especial, en donde una de las primeras dificultades precisamente fue desplazarse por las banquetas rotas y paso a pasito, en un bar de plano no pudo entrar ya que por el exceso de gente corría el riesgo de que se le zafara de nuevo la rodilla, así que decidimos movernos a otro lugar y el dilema en éste fue el baño debido a que se encontraba en la parte de arriba del inmueble.

Amiga_ok

Ahí es cuando te das cuenta de la importancia de que este tipo de lugares cumplan con la infraestructura necesaria para las personas que tienen algún tipo de discapacidad. Y no sólo es tratar de caminar o andar en sillas de ruedas, sino que para desplazarse a lugares más lejanos se requiere de un transporte especial para ellos.

Mi abuelita, quien también está en la misma situación por una lesión en el pie, enfrenta un calvario cada que debe acudir a la clínica a su revisión (que ya de por sí es un calvario estar ahí), en primera necesita gente que la apoye para moverse y un carro particular para llegar hasta allá.

Abue_ok

Pero no sólo la familia es parte fundamental para facilitarles la vida a las personas que por alguna circunstancia no cuentan con alguno de sus sentidos o carecen de alguna extremidad, sino quienes estamos completamente sanos tenemos la responsabilidad de apoyarlas, podemos hacerlo guiándolos cuando lo requieran o levantarnos de un asiento en el transporte para cedérselos.

Así como nosotros, también las autoridades tienen, más que una responsabilidad, una obligación hacia sus ciudadanos, por lo cual deben de comenzar por implementar más opciones para facilitarles la vida a aquellas personas que cuentan con cualquier tipo de discapacidad, tanto dentro como fuera de su hogar; y ser más exigentes con los comercios y demás lugares para que cumplan con ciertos lineamientos y por ningún motivo las discriminen.

Hay que destacar que actualmente se analiza una ley que exige que las nuevas viviendas tengan este tipo de facilidades (lo mismo debería aplicarse para las unidades habitacionales ya existentes), al respecto, el Infonavit realiza una encuesta para conocer las capacidades de estas personas con el objetivo de lanzar el programa piloto Hogar a tu medida (http://encuesta.infonavit.org.mx/RespWeb/Cuestionarios.aspx?EID=883582&MSJ=NO#Inicio), ojalá pronto más que una prueba sea una realidad.

En cuanto al transporte, también la Secretaría de Transportes y Vialidad (Setravi) trabaja en la creación de Taxi Preferente, el cual beneficiará a más de 400 mil habitantes con discapacidad temporal o permanente y aquellas en situación de vulnerabilidad, mediante un vehículo con adaptaciones especiales, el cual se ajustará a las tarifas vigentes establecidas para taxis de acuerdo a la modalidad.

Mientras dichos proyectos se concretan, se puede acceder al Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad del DF, en el cual se encuentran diversos programas y actividades especiales, así como cursos y noticias (www.indepedi.df.gob.mx/index.jsp).

taxipreferente

 

 



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo en la FES Aragón, UNAM. Aunque se especializó en Televisión prefiere estar detrás de una computadora haciendo lo que más le gusta: escribir. Su mayor experiencia como profesionista la obtuvo en Diario de México Edición USA, donde fungió como coordinadora editorial. Siempre perfeccionista y responsable, ahora se desempeña como Editora en Jefe dentro de Centro Urbano.