Search

Mitos y Realidades: ¿Cómo proteger tu patrimonio?

presidente notarios

 

Por Javier Pérez Almaraz*

La escrituración de un inmueble es la única forma en la que tendremos la certeza jurídica de la propiedad ante terceros

Seamos honestos, a la mayor parte de nosotros nos gustaría evitarnos todo tipo de trámites gubernamentales y notariales, pero algunos de ellos, como el pago de impuestos, simplemente son inevitables. Ahora bien, ¿qué pasa con aquéllos trámites que implican la participación de un notario y están directamente relacionados con nuestros bienes? ¿Es cierto que son complejos, caros o innecesarios?

Permítame responderle presentando los mitos más comunes respecto a la protección de nuestro patrimonio:

MITO: Escriturar una casa o un departamento es muy caro, es mejor quedarse con un contrato privado o con un poder notarial.

REALIDAD: De ninguna manera. Para la mayor parte de las familias comprar una casa representa la inversión de todos sus ahorros y, en muchas ocasiones, el patrimonio más importante de su vida; no escriturar resulta mucho más caro puesto que los contratos privados y los poderes notariales no son soluciones a largo plazo y conllevan grandes riesgos para el comprador; por ejemplo, la muerte del vendedor da por concluido el poder, lo que implicaría que a la muerte del vendedor tendríamos que iniciar un juicio para probar la posesión y con eso la propiedad.

Actualmente, en la zona metropolitana el costo de la escritura de compraventa de una vivienda oscila entre el 4 y 7 por ciento del valor total de la propiedad. La mayor proporción de este costo son impuestos y derechos que el Notario retiene y tiene que pagar al fisco.

La escrituración de un inmueble es la única forma en la que tendremos la certeza jurídica de la propiedad ante terceros, incluyendo los bancos para contratar créditos con garantía hipotecaria.

MITO: Cuando una persona está pagando el crédito de su casa a un organismo de vivienda o a un banco, la propiedad la tiene el organismo o el banco hasta que se termina de pagar.

REALIDAD: Falso. La propiedad le pertenece al dueño de la vivienda con la característica de que la misma está hipotecada a favor del organismo o del banco, así que conviene otorgar testamento para proteger el patrimonio.

Septiembre es el mes del testamento a nivel nacional por acuerdo de la Secretaría de Gobernación y el Colegio Nacional del Notariado Mexicano. Durante este mes los Notarios de todo el país reducimos nuestros honorarios hasta en 50 por ciento y ampliamos nuestros horarios de atención para facilitar que los mexicanos regularicen su voluntad.

MITO: Como ya existe la Ley contra el lavado de dinero ninguna casa o departamento se puede comprar pagando en efectivo.

REALIDAD: De hecho, la Ley establece como límite para entregar dinero en efectivo cuando se compra una vivienda la cantidad de 8,025 veces el salario mínimo del Distrito Federal, elevado al año, lo que en números redondos equivale a $54,000.00; de manera que si el precio es superior a esa cantidad, el resto del dinero deberá pagarse con algún instrumento financiero, como puede ser cheque de caja, cheque certificado o transferencia bancaria.

Es importante recordar que el Notario es la persona más adecuada para proveer consejo legal gratuito, por lo tanto, acudir al Notario es la vía más sencilla para obtener información de cómo proteger nuestro patrimonio.

 

COLABORACIÓN ESPECIAL

*Presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano