Search

No habrá casas para los más pobres

Horacio

 

Los pobres tienen un grave problema… Eso, son pobres…

 

 

Y esta cruda realidad se hace sentir en forma contundente en todos y cada uno de los aspectos que definen su realidad cotidiana, su relación con gobiernos y sector financiero, y lo que es aún peor, su posibilidad real de tener acceso a un mejor futuro.

 

Y es que la pobreza pareciera tener como principal referencia los bajos ingresos, pero va más allá, tiene que ver antes que nada con acceso a servicios y satisfactores básicos, y con la posibilidad real de hacer efectivos derechos fundamentales como son vivienda y ciudad.

 

Es así de fácil, la gente necesita viviendas de calidad, inmersas en ciudades de calidad para contar con entornos propicios para elevar su calidad de vida…

 

El problema está en que vivienda y ciudad son satisfactores fundamentales, pero caros…

 

Y fue buscando atajos para acercar a los segmentos de menores ingresos a la vivienda, que durante los años recientes proliferaron desarrollos alejados de los centros urbanos.

 

Y si bien hay desarrollos realizados fuera de las ciudades que cumplen debidamente con su función, hay que decir que hay otros que no lo hacen, enfrentando a sus habitantes a una serie de problemas resultado de la lejanía.

 

La nueva política de vivienda busca en principio acercar las viviendas a los centros urbanos y mejorar su calidad, lo que entre otras cosas supone aumentar su tamaño y garantizar, así lo dijo el presidente Enrique Peña Nieto, que toda vivienda tenga al menos dos recamaras.

 

Suena bien… El problema es que la gente no puede pagarlo…

 

Y no puede pagarlo porque los metros cuadrados de construcción y la ubicación cuestan y la realidad es que la gran demanda habitacional se concentra en segmentos de población que no pueden pagar una vivienda de más de 350,000 pesos.

 

¿Se necesitan viviendas de 350,000 pesos’? La respuesta es un contundente sí, porque más de 70% de la demanda se concentra en este megasegmentote… El problema es que muy difícilmente se puedan hacer las casas necesarias para atender esta demanda porque no hay condiciones para hacerlo.

 

Y esto ya es muy evidente en los reportes trimestrales de los desarrolladores de vivienda; la producción se está dirigiendo hacia nichos de mercado de menos riesgo, mayores precios de venta y mejores márgenes; hoy ya no vale el modelo de la década pasada en que lo que mandaba eran los grandes volúmenes.

 

Y va otra pregunta, ¿ahora quién va a hacer las casas para los segmentos de menores ingresos? Y la respuesta es nadie… porque el divorcio entre nuevas políticas de vivienda y realidad lo hacen inviable.

 

¿Qué puede pasar? Pues mucha gente tendrá que seguir comprando casas lejos y muchos otros serán la carne de cañón que hará crecer los asentamientos irregulares.

 

¿Qué se puede hacer para evitarlo? El camino sería cerrar la brecha entre políticas públicas y realidad por medio de regulación, inversión en infraestructura, simplificación administrativa y combate a la corrupción.

 

Porque la misma casa que se vende en 350,000 pesos a dos horas de la ciudad tendría que venderse en más de 500,000 pesos en el centro de la ciudad… Porque los ladrillos, el acero y el cemento cuestan lo mismo… La diferencia está en el alto costo de suelo, permisos y servicios, y en la voracidad de la corrupción.

 

Hay que entender que el verdadero reto habitacional es la pobreza… Ojalá no fuera así y la gente pudiera pagar una vivienda con mejor superficie, mejores acabados y mejor ubicación… Pero así como es absurdo pensar que los sueldos se pueden elevar por decreto, también lo es suponer que por decreto se crearán condiciones que permitan abaratar la vivienda.

 

El reto compete solo a los gobiernos… Ojalá que hagan los ajustes regulatorios, alcancen mejores niveles de coordinación institucional y hagan las inversiones que permitan crear el entorno propicio para generar una oferta habitacional que corresponda con la demanda.

 

Ya saben; seguimos en contacto en twitter @horacio_urbano, y nos vemos mañana en la noche en Vivienda en Verde TV… Se transmite los martes a las 23:30 horas por Green TV, canales 410 de Cablevisión y 392 en Total Play.