Search

La tecnología irrumpe con fuerza en el sector de las valuaciones

Por Antonio Flores Suárez*

El mundo está cambiando y el sector de las valuaciones no está exento de este reordenamiento que ha derrumbado paradigmas en cualquier ámbito. La pandemia por Covid-19 nos ha dejado a todos un aprendizaje fundamental, (me parece que aplicable a todos los sectores), y es la necesidad del uso de la tecnología que permita simplificar procesos, reducir costos y adecuarse a las acciones de la llamada Nueva Normalidad.

La tecnología ha irrumpido con mucha fuerza en el sector de las valuaciones en México y en el mundo, se ha convertido en un factor aliado para cualquier negocio y una herramienta para estar cerca del cliente las 24×7. En Tasvalúo, con el fin de adaptarnos a las nuevas condiciones, hemos desarrollado sistemas internos de atención que facilitan la actividad remota, con firmas electrónicas, dispositivos móviles, una WEB interactiva, pagos en línea, apoyo de redes sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn y adicionales como Google, que facilitan estar a un click del cliente y de sus necesidades.

Hemos presenciado en los últimos años cambios operativos profundos en la forma de ejecutar los avalúos, tales como el uso de aplicaciones informáticas que permiten incorporar y almacenar las informaciones de los bienes a valorar y los cálculos sobre el valor; toma de imágenes del bien a valuar mediante instrumentos cada vez más potentes; sistemas de envío y reproducción de los informes de valuación ágiles, económicos y con trazabilidad total; explotación de información de ofertas u operaciones de mercado de diversas fuentes tal como los portales inmobiliarios de internet.

Durante la actual contingencia sanitaria, el sector de las valuaciones ha buscado adaptarse a las condiciones, para estar cercanos a los clientes. Particularmente en Tasvalúo, y con el fin de que los usuarios obtengan atención personalizada y siempre al momento, hemos puesto especial énfasis en la modernización y aporte tecnológico a través de nuestra página web, así como en las redes sociales de la empresa. A través de estas vías, nuestros clientes son atendidos por representantes comerciales, que cuentan con vasta experiencia, alta especialidad y sensibilidad en el sector. Estos profesionales aportan un diagnóstico de los requerimientos de cada cliente para ofrecerles una gama de soluciones que se adecúe en tiempo y forma, y así generar un valor agregado.

Tenemos muy claro que el cliente es el centro de cualquier negocio, por lo que si se trata de estar cercanos a ellos, pese a las circunstancias actuales, debemos hacer uso de cualquier herramienta tecnológica para lograrlo. El sector valuador en específico, requiere en este sentido renovación constante, exigencia en los procesos, inversión de recursos económicos y humanos, innovación buscando siempre las mejores prácticas y técnicas, etc. Todo ello con el fin de hacer de los aportes tecnológicos un aliado para estar siempre a la altura de las necesidades del sector y de los clientes.

Actualmente Tasvalúo, a través de sus peritos, lleva a cabo los procesos de valuación apoyados en recursos tecnológicos de primer nivel.  Gracias a la tecnología, cada vez se pueden realizar las valuaciones de forma mucho más rápida, sólida y, en ocasiones, más económica. El uso de las herramientas digitales avanzadas nos permite desarrollar ventajas competitivas  y nos da una precisión mayor de la que se conseguía bajo un esquema de avalúo más convencional. El uso masivo de datos y la automatización de procesos son parte de nuestra Nueva Normalidad.

Cualquier uso de tecnología que incorporemos a este proceso de valuación será bienvenido para ayudar a mejorar la fiabilidad de los resultados y a afrontar los riesgos de las empresas. Es momento de crecer, y el sector valuador no puede quedarse en el camino de la evolución.

 

 

*Antonio Flores, Director Comercial de Tasvalúo