Search

Cierre 2020, con buena perspectiva para la vivienda

Cierre 2020, con buena perspectiva para la vivienda-Revista vivienda

Aún y ante el entorno complejo que llegó con la pandemia, la industria de la vivienda ha salido avante y el trabajo emprendido por los diversos actores ha permitido reducir el impacto por el Covid-19 y pensar en 2021 de manera positiva

El sector de la vivienda ha respondido de manera efectiva al desafío que trajo consigo la pandemia. Y de cara al cierre de año, la industria se encuentra de pie, con la firme convicción de convertirse en un jugador clave en el proceso de recuperación.

En eso coinciden diversos actores de la industria de la vivienda, quienes aseguran que las perspectivas para el sector son positivas. Sobre todo, señalaron, elementos como la alta demanda por vivienda, así como las acciones impulsadas desde los organismos financieros, públicos y privados, permiten pensar en un buen cierre de año y un mejor 2021.

Visión optimista

Al respecto, de acuerdo con Gonzalo Méndez, la industria de la vivienda ha sorteado de buena manera la contingencia generada por el Covid-19. A decir del Presidente de Canadevi, el sector entendió de forma rápida lo que tenía que hacer para afrontar la emergencia.

En este sentido, señaló que a diferencia de otras crisis, la pandemia tomó mejor parado al sector vivienda. Subrayó que en comparación con otros escenarios complejos, hoy la industria cuenta con mayor coordinación y fortaleza en sus instituciones, principalmente, en las encargadas de otorgar el financiamiento.

“Al inicio de la contingencia no sabíamos a lo que nos íbamos a enfrentar, pero con mucha rapidez, la industria se dio cuenta qué es lo que tenía que hacer.

“La gran diferencia entre una crisis profunda como la del 94 y una crisis como esta es, primero, la fortaleza de las instituciones; en segundo, la rapidez con la que actuamos, que nos pusimos de acuerdo entre la industria y las Onavis; que se plantearon esquemas muy prontos para trabajar de manera inmediata”, indicó.

Específicamente, Gonzalo Méndez destacó la actuación de organismos como Infonavit, Fovissste, Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y los bancos. Consideró que con cada organismo, desde las diversas trincheras, se lograron lanzar esquemas de apoyo, así como nuevos mecanismos para que las familias no detuvieran la decisión de adquirir una vivienda.

En este escenario, dijo, el problema no fue la falta de crédito, sino impulsar los mecanismos para que los trabajadores pudieran acceder al financiamiento. Al respecto, mencionó acciones como la baja en tasas de interés de los bancos, así como los nuevos modelos emprendidos tanto por instituciones financieras privadas, como por el Infonavit.

“La fortaleza que tiene Infonavit permitió seguir colocando; lo mismo digo con el Fovissste, que lanzaron esquemas interesantes en ambas instituciones, muy innovadores para poder atender el mercado.

“SHF no nos dejó quedarnos sin liquidez. Los bancos con esquemas financieros a largo plazo, esquemas innovadores, en donde firmas hoy y empieza a pagar dentro de tres a cuatro meses; con tasas de interés bajas. Todos esos elementos hicieron que esta contingencia no haya sido tan profunda. Y yo creo que el mercado así lo entendió”, apuntó.

Por otro lado, Gonzalo Méndez destacó que si bien la industria en general ha respondido de manera positiva al reto de la contingencia, el impacto ha sido distinto por regiones y por segmentos de vivienda.

El representante de los desarrolladores a nivel nacional explicó que zonas como el noreste del país no han resentido los efectos de la pandemia. Incluso, dijo, se mantienen en línea con los pronósticos establecidos. Caso similar el de la región del Bajío, en donde la industria camina apenas por debajo de la línea de resultados planteada para el año.

“Como se ha dicho por algunos expertos, la contingencia se ha visto por regiones y por segmentos. El noreste del país no está afectado. Casi diría yo que va en línea con sus pronósticos de venta. El corredor del Bajío, Jalisco, de Guanajuato, de Querétaro, Aguascalientes, San Luis Potosí va bien, un poquito debajo de sus metas.

“Y regiones turísticas, esas sí están afectadas; el sur-sureste también está afectado. Por segmento, esta combinación entre la vivienda tradicional y la vivienda media va bien; la vivienda social no tanto, pero la vivienda residencial, residencial plus, y la vacacional va mal en general”, apuntó.

Gonzalo Méndez insistió que la industria de la vivienda figura en el panorama nacional como uno de los sectores que mejor han respondido a la pandemia, y por ende, menos afectaciones ha tenido. Sin embargo, puntualizó, se espera que 2020 cerrará con una baja de alrededor 15% en la colocación de vivienda.

“Yo diría que sí, que nuestra industria es de las menos afectadas. Los desarrolladores estamos muy atentos a estar con nuestro país, con México, generando empleos y entendiendo con claridad que somos una industria fundamental para salvar el momento que está viviendo el país”.

2021, con mejor escenario

Para Enrique Vainer, director general de Grupo Sadasi, el panorama para el cierre de 2019 es positivo para el sector. Destacó que los diversos productos puestos en operación por parte de bancos y organismos públicos, así como los nuevos esquemas que están por lanzarse, abren un escenario positivo para el fin de año y todo 2021.

“Yo creo que la expectativa como sector es buena; es buena para el cierre y para el 2021. Creo que los diferentes productos que están saliendo nos van a permitir darle una continuidad a un grupo de gente que no tenían posibilidad de hacerse una vivienda antes y que ahora ya pueden hacerse de esa vivienda”.

De acuerdo con el empresario, un punto importante a tomar en cuenta es que la demanda de vivienda se mantiene en muchas plazas. Incluso, dijo, de cara al cierre de año, el flujo de gente que desea hacerse de una vivienda mantiene continuidad.

Por otro lado, consideró que en este camino de la recuperación, uno de los principales retos del sector tiene que ver con impulsar la producción. Y es que, dijo, hoy en día los registros en el RUV indican que hay una baja en el desarrollo de vivienda que será necesario compensar.

“Si vemos lo que traemos en producción en el RUV, es menos de lo que normalmente traemos. Hay que recordar que estuvimos por lo menos dos meses parados sin producir y eso es un hueco que se nos va haciendo, que tenemos que recuperar. Pero sí tenemos un hueco y tendremos que darle mucha velocidad para seguir con la producción”, dijo.

Industria contracíclica

En lo referente, desde la visión de Sergio Leal, el panorama para el sector vivienda comenzará a clarificarse en el cierre de 2020. De acuerdo con el Presidente de Inmobiliaria Vinte, con las acciones tomadas hasta ahora, 2021 pinta para que sea un mejor año para la vivienda.

Al respecto, el empresario encomió la labor que ha emprendido el sector en su conjunto para enfrentar la crisis sanitaria. Señaló que una de las características de la industria de la vivienda es la unidad en tiempos de crisis.

“Comúnmente, cuando hay una temporada de crisis, el sector vivienda se une, y así pasó en el 2008, y así pasó en el 2013 y en el 94; entonces se une y empiezan a crear actividades muy importantes, y no es la excepción.

“Realmente el Infonavit, Fovissste, la Sociedad Hipotecaria Federal, la misma Sedatu, han hecho cosas importantes en estos dos años para poder incentivar la economía. Y la parte más importante es que el Presidente (López Obrador) se dio cuenta que el sector vivienda es un sector que puede hacer mucho por el empleo y puede generar plazas laborales rápidamente”.

Aunado a lo anterior, Sergio Leal consideró que en el cierre de año, la industria comenzará un proceso de recuperación paulatino. Destacó que si el país no regresa a semáforo rojo por la pandemia, 2020 será un año atípico para el sector, pero no catastrófico.

“La industria ya está lista y creo que todos están empezando a construir. Ya vas a empezar a ver en la RUV cómo se empieza a mover. Venimos de tres meses de estar parados, y es imposible que creamos que en septiembre tengamos algo. Esto va a estar hasta enero, febrero y marzo de 2021, porque tú vas a empezar ahorita firmas. Entonces empiezas a construir en septiembre y dura cuatro meses.

“Creo que este año (2020) no va a ser recordado, pero yo creo que el siguiente año podría ser un año donde tuviéramos un alza importante, con respecto a lo que pasó este año (…)Creo que la vivienda es un sector que tiene mucha resiliencia y es un sector muy anti cíclico”.

 

Este texto se incluye en la edición 128 de Revista Vivienda

Portada Vivienda 128



Editor en Jefe de Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.