Search

Tren Maya: No se hará construcción sin dictaminación del INAH

Tren Maya: No se hará construcción sin dictaminación del INAH

El INAH participa en el desarrollo tanto del propio tren como de las obras derivadas de ello; con el objetivo de garantizar que no se afecte el patrimonio cultural de la región

En enero de 2020, el Consejo de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) determinó que el proyecto del Tren Maya es viable; pero que se debería acompañar de los programas y trabajos arqueológicos apropiados para evitar afectaciones al patrimonio arqueológico.

Recientemente, el INAH recalcó, a través de un comunicado, que se necesita investigación científica profunda para evitar afectaciones previstas en la obra. Por ello, de acuerdo con la ley, el organismo determinará, metro por metro, la factibilidad del proyecto; ya que, sin las dictaminaciones correspondientes, no se podrán efectuar trabajos de construcción.

Para ello, el INAH solicitó un levantamiento topográfico con tecnología LIDAR, una técnica de teledetección óptica. Éste permitirá avanzar en la interpretación del terreno que se impactará, definir áreas críticas y hacer las verificaciones en el campo; así como establecer estrategias coordinadas con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), organismo responsable del Tren Maya, y las empresas constructoras.

Lo anterior, con la finalidad de proteger el patrimonio arqueológico; además de llevar a cabo acciones que, con base en modificaciones del trazo, la incorporación de vestigios al propio proyecto constructivo o excavaciones de salvamento arqueológico, den paso al desarrollo del tren.

A través de los primeros diagnósticos realizados, se pudo establecer que la obra incidiría en 31 zonas arqueológicas abiertas; 19 zonas arqueológicas con algún grado de visita; 1,773 sitios inscritos en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos, Históricos y Paleontológicos; así como en 42 cenotes.

Hasta ahora, el INAH ha realizado las interpretaciones correspondientes al Tramo 1 (Palenque-Escárcega); donde se ubican Palenque, Pomoná, Moral-Reforma y 480 sitios arqueológicos registrados, entre ellos Aguada Fénix, recientemente descubierto.

“El acompañamiento de la obra del Tren Maya, que lleva a cabo el INAH, tiene por objetivo, desde el ámbito arqueológico, avanzar en el conocimiento de las sociedades pretéritas en las distintas regiones por donde cruza la ruta; mediante una investigación de salvamento arqueológico”, destacó el Instituto.



Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.