Search

¿Qué pasará con la industria inmobiliaria tras el Covid-19?

¿Qué pasará con la industria inmobiliaria tras el Covid-19?

Existen diversos aspectos que preocupan a inquilinos, arrendadores, vendedores, compradores, inversionistas y desarrolladores; una vez que pase la crisis del Covid-19

Para evitar la propagación del Covid-19, el mundo ha optado por mantenerse en cuarentena y pausar ciertas actividades; sin embargo, esto podría afectar a muchos sectores, entre ellos el mercado inmobiliario, y ser un detonante más de la recesión económica que se ha estado viviendo en los últimos años.

Una recesión puede representar un momento de desafíos; sin embargo, el pronóstico apunta a un mayor impacto en sectores específicos de la industria inmobiliaria. Según expertos, las propiedades de interés social y medio podrían mantenerse más estables; no obstante, las viviendas residenciales y residenciales plus, se verán más afectadas.

En el segmento de las rentas, podría existir un ajuste de precios de acuerdo con el comportamiento de la demanda en las zonas. Pero los pronósticos apuntan a que muchos de los actores comenzarán a innovar y ofrecerán nuevas herramientas acordes con las circunstancias actuales.

El portal inmobiliario Propiedades.com entrevistó a cuatro expertos en el sector sobre el panorama en el mercado inmobiliario ante la crisis:

La recesión actual

Fernando Soto-Hay, fundador de Tu Hipoteca Fácil, destacó que el efecto de la recesión se ha evidenciado con la pandemia de Covid-19; pero la crisis se ha ido acentuando por diferentes situaciones desde 2018. Por ejemplo, el cambio de gobierno, las políticas públicas o la reducción a la inversión bruta fija.

“Lo que está pasando a nivel mundial tiene que ver con un freno a la economía, derivado de esta pandemia. (…) El tema del Covid-19 es solo un elemento de todos los factores que están incidiendo negativamente en lo que sucederá en el negocio inmobiliario en los próximos años”, explicó.

Por su parte, Federico Sobrino, consejero del Instituto de Administración de Inmuebles, apuntó que la economía no se está manejando desde México, sino desde afuera. Dijo que se están tratando de tomar decisiones muy de corto plazo porque no sabemos qué va a venir.

En el ámbito inmobiliario, existen diversos aspectos que preocupan a inquilinos, arrendadores, vendedores, compradores, inversionistas y desarrolladores; quienes, a lo largo de la recesión, se enfrentarán a distintos retos; sin embargo, ninguno tendrá consecuencias fatales.

Soto-Hay comentó que los vendedores de propiedades con precio menor a 3 millones de pesos, podrán seguir con sus actividades sin mayor problema. “Las políticas de riesgo serán mucho más estrictas para sectores y actividades, en particular. (…)Por otro lado, las viviendas mayores a 4 millones de pesos, serán más difíciles de desplazar. (…) Es más complicado invertir en un país que tiene una depreciación del 33 por ciento”.

El experto afirmó que, aunque el panorama no es alentador, el mercado inmobiliario no se va a caer. Cuando termine la crisis por el Covid-19, su avance se verá ralentizado, pues también el ánimo de las personas no está enfocado en la adquisición de viviendas.

Las rentas

Rocío Uribe, directora general de Quality Inmobiliaria Uribe, comentó que dos de cada cinco renovaciones de contratos de arrendamiento se han cancelado; debido, principalmente, a la falta de trabajo de algunos inquilinos durante la cuarentena. No obstante, la honestidad de las personas ante esta situación, ha permitido la negociación de los costos.

Destacó que se han logrado acuerdos con los arrendadores para no aumentar el precio de alquiler en varias propiedades; y también se ha planteado la idea de hacer pequeños descuentos en este costo, pues es importante que haya un apoyo mutuo entre ambas partes.

“Lo que más tratamos de hacer es evitar que la gente se vaya de los inmuebles. Ya que uno se queda sin vivienda y el otro sin ingreso. Y, de todas maneras, el inquilino va a tener gastos extras y al arrendador le va a costar más trabajo rentar. Estamos tratando a toda costa que ambos negocien”, expresó.

Además, Uribe señaló que las personas que buscan departamento para rentar han hecho un reajuste en el presupuesto. Por ejemplo, si inicialmente buscaban departamentos con una renta de 20,000 pesos mensuales, ahora están revisando propiedades de hasta 15,000 pesos al mes.

Esto se debe a que la gente está destinando ese extra a comprar prioritarias o a fondos de ahorro para emergencias por la pandemia del Covid-19. “Hoy, las personas están ofertando más abajo. Normalmente, se negociaban 500 pesos debajo (del precio de arrendamiento). Ahora hay quienes están ofertando hasta 2,000 pesos por debajo.

Hemos sugerido a algunos arrendadores tres opciones. Una es firmar de inmediato aceptando el precio ofertado. La segunda es aceptar con el precio original dando un mes de gracia a los inquilinos para que puedan realizar los gastos de mudanza y servicios. Y la tercera es descontar un porcentaje los primeros 4 meses, pero diferir el pago de ese descuento a partir del quinto mes”.

Las tasas de interés

Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, destacó que Banxico ha recortado 50 puntos bases la tasa libre de riesgo en su última junta de gobierno.

“Si esta situación se agrava, la tendencia podría seguir a la baja. En consecuencia, las tasas hipotecarias, eventualmente, también se ajustarán. Por ahora, las tasas no muestran signos de moverse al alza”, añadió.

De igual manera, Fernando Soto-Hay consideró que a nivel mundial las tasas de interés se han mantenido en 0%; además de que hay una expansión cuantitativa importante de miles de millones de dólares que se están dando en varios países para reactivar las economías.

De acuerdo con Rocío Uribe, los gobiernos están conscientes de que no deben subir las tasas de interés; pues no va a haber quién las pague. “Al contrario, creo que los gobiernos tendrán la buena voluntad de ayudar al pueblo para que bajen”.

Medidas y estrategias para aminorar el impacto de la recesión

A pesar del panorama que implica una recesión como la que se vivirá a nivel global, los expertos consideran que se pueden realizar ciertas medidas para aminorar su impacto.

Soto-Hay, por ejemplo, propuso comprar una casa más sencilla de la que se tenía proyectado comprar; de tal forma que permita ahorrar un poco más de dinero. Además, aconseja contratar créditos hipotecarios para no descapitalizarse y tener certidumbre.

“Al final del día con un crédito hipotecario, pase lo que pase, tendrás la certidumbre de cuánto vas a estar pagando si hay o no inflación desmedida”, dijo.

En cuanto a una estrategia financiera, el experto sugirió que se debe ser mucho más cauto en el proceso de selección de una casa y negociar de forma más agresiva los precios. Además, tener en cuenta la contratación un crédito hipotecario adecuado, que permita pagarlo cómodamente.

Uribe, por su parte, recomendó a usuarios de compra-venta de propiedades acercarse a los bancos. La renegociación de sus pagos estos meses es fundamental, pues hay algunos bancos que están reestructurando este tema.

También es importante revisar los tipos de seguros que tienen sus hipotecas. Algunos cubren este tipo de emergencias y pueden ayudarles a diferir más los pagos o darle más tiempo de crédito.

“A los que rentan, negociar lo más que puedan y no salirse de donde están. Si no tienen otra alternativa, avisarle al dueño con anticipación y que no sea de un día para otro. Además, que sí negocien ayuda mutua entre arrendador e inquilino (…) con la certeza de que México va a salir adelante”, concluyó.



Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.