Search

Ante riesgo de desplome, reanudan rehabilitación de Notre Dame

Ante riesgo de desplome, reanudan rehabilitación de Notre Dame

Los trabajos de consolidación de la catedral de Notre Dame fueron interrumpidos el pasado 25 de julio, debido al riesgo de contaminación con plomo

El Ministerio de Cultura francés informó que este lunes 19 de agosto se reanudaron los trabajos de rehabilitación de la catedral de Notre Dame, en París, al considerarlos una “necesidad imperiosa” ante un posible riesgo de derrumbe.

Las obras de consolidación de la catedral parisina fueron suspendidas desde el pasado 25 de julio, debido a que se detectaron índices elevados de concentración de plomo, mismo que se fundió en el incendio que sufrió el inmueble en abril y se evaporó en partículas presentes tanto en la atmósfera como en el suelo.

Después de la ola de calor que azotó al país a mediados de julio, la catedral registró caída de piedras: “El edificio sigue siendo objeto de un decreto de peligro (…) y muy recientemente cayeron otras piedras de la bóveda, tras el episodio de canícula”, aseguró el Ministerio.

Para los nuevos trabajos de rehabilitación de Notre Dame, la Inspección de Trabajo estableció medidas de seguridad mucho más estrictas para evitar cualquier tipo de riesgos para los obreros, como pediluvios, duchas, vestimenta especial y un estricto protocolo de entrada y salida del lugar. Además, las autoridades francesas llevaron a cabo un proceso de descontaminación en los alrededores de la catedral.

Con estas medidas podrán trabajar hasta 40 personas cada día, quienes deberán someterse a duchas descontaminantes y vestir ropa desechable en el interior.

“Todo el mundo debe someterse a las mismas medidas de seguridad, incluidas las autoridades religiosas. Nos lleva media hora salir o entrar de Notre Dame. Es necesario desnudarse, cambiarse de ropa, entregar la ropa usada, dentro de la catedral, para que sea desinfectada, para volver a usar una ropa normal, que debe lavarse y desinfectarse con mucha frecuencia”, declaró Patrick Chauvet, rector de la catedral.

Chauvet señaló que la reanudación de las obras es “un alivio muy grande”, ya que continúa el riesgo de que caigan más piedras o cualquier otro desequilibrio que dañe la estructura gótica.

Además, estimó que Notre Dame estará totalmente reconstruida hasta 2020, pues aún falta desalojar escombros, por lo que no se puede excluir que haya nuevos desperfectos en la estructura.