Search

Para 2050, 80% de mexicanos vivirán en asentamientos urbanos: UNAM

Distribución de población y planeación, claves para buen desarrollo urbano

“Algunas zonas de desarrollo urbano están planificadas, pero otras requieren la participación de arquitectos y urbanistas”, señaló Marcos Mazari

Marcos Mazari Hiriart, director de la Facultad de Arquitectura (FA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), destacó el compromiso social y ambiental que tiene la arquitectura para repensar el papel de las ciudades mexicanas.

“En México se edifica mucha vivienda y entre 60% y 70% es autoconstrucción; lo mismo sucede con el crecimiento de las ciudades, más allá de los procesos de planeación”, señaló.

El arquitecto alertó que, para el año 2050, cerca del 80% de la población mexicana vivirá en asentamientos urbanos, por lo que la fisionomía de las urbes y la distribución de metros cuadrados por habitante sufrirán una importante transformación. Además, esto significará un cambio de vida para los ciudadanos, debido a la relación del territorio con la arquitectura, economía, política, geografía, ecología y cultura.

Mazari Hiriart subrayó que tanto la distribución de la población como la capacidad gubernamental para formular planes económicos, sociales y espaciales realistas son factores clave para el adecuado desarrollo de las ciudades del país.

“Lo idóneo sería crecer en altura; sin embargo, nos hemos dispersado sobre el territorio. Algunas zonas de desarrollo urbano están planificadas; pero otras requieren de la participación de arquitectos y urbanistas, a fin de integrarlas a la estructura de las urbes”, expresó.

Aunado a esto, el arquitecto llamó a reflexionar sobre la calidad de vida que conlleva el proceso de urbanización y las repercusiones que derivarán de la forma en que se ocupe el territorio.

“Hablar de calidad de vida implica a los espacios arquitectónicos, la movilidad, la solución a los problemas ambientales, el derecho a servicios como el agua y también a la recreación. El problema es que esos derechos están en el marco jurídico, pero no en la realidad”.

“En la FA tenemos programas en los que participamos con alcaldías y asociaciones no gubernamentales para el mejoramiento de la vivienda, sobre todo la social. El objetivo es apoyar a la sociedad, con acciones desde la Universidad, donde se desarrolle la conciencia de nuestros estudiantes”, mencionó.

Mazari Hiriart recalcó que la misión de la UNAM, y de la Facultad de Arquitectura, es contribuir con la formación de profesionales que entiendan la relevancia del equilibrio entre el espacio abierto, público y privado, así como las diferencias entre el espacio público, privado y el natural, con especial atención a las viviendas, que es donde las personas habitan y desarrollan sus actividades cotidianas.