Search

Vivienda social no debe verse desde visión mercantil: Vega Rangel

vivienda social no debe verse desde visión mercantil

Ante la falta de recursos, es fundamental priorizar la distribución del subsidio, señaló la Directora General de la Conavi

De acuerdo con Edna Vega Rangel, directora general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), en México hay millones de familias que no tienen acceso a una vivienda adecuada, además de que “no hay recursos suficientes para la atención y estamos en la búsqueda de nuevos modelos de priorización, porque ante el nivel de rezago, hay prioridad dentro de la prioridad”.

En este sentido, dijo, para atender el reto, Conavi estableció tres criterios indispensables para focalizar los recursos de subsidio en 2019: población indígena, zonas de alta marginalidad y rezago habitacional, y zonas con alto índice de violencia. Y es que, dijo, con la nueva visión integral que se promueve desde el gobierno, y que será el distintivo de la Política Nacional de Vivienda, tiene sentido esta priorización, pues mientras concentra el subsidio en población de bajos reursos, se tejen lazos con organismo como Infonavit y Fovissste para no dejar solo a la otra parte de la población que si bien es de bajos recursos, sí tiene seguridad social.

En entrevista con Centro Urbano, Edna Vega consideró que, a pesar de que hay muchos mercados relacionados, la vivienda, y en especial la vivienda para la población de escasos recursos, debe verse desde un enfoque social. Por ello, insistió, la atención para los segmentos bajos es prioridad para las autoridades.

“La vivienda para población de menores recursos sin duda entra en la política social, no corresponde a una lógica mercantil, va en la industria de la construcción, y el mercado de vivienda tiene su lógica y tiene, literalmente, su mercado. Pero a esta otra población, si no la miramos desde el enfoque social, muy difícilmente podríamos entrar”, dijo.

El rezago habitacional que presenta el país actualmente se relaciona con el enfoque mercantil que se le daba al sector de la vivienda, que dejaba en el olvido a la población de bajos recursos. Vega señaló que, al iniciar la administración, se encontró con una descoordinación en distintos programas de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), una dispersión de subsidios en la Conavi y atención mayoritaria a población agrupada en organizaciones sociales por parte del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo).

Por lo anterior, explicó, se modificó la Ley Nacional de Vivienda y se definió que Sedatu encabezaría el sector, para que Conavi se convierta en el brazo ejecutor de la política de vivienda, con lo que sería el organismo encargado de la atención a la población de menores recursos; además de participar con la Secretaría que encabeza Román Meyer Falcón en dos programas prioritarios del gobierno mexicano: el Programa de Reconstrucción y el Programa de Mejoramiento Urbano.

La Directora de Conavi expresó que en estos dos programas es donde se destina la mayor parte del presupuesto asignado a la Comisión, y con el resto del recurso, que resulta insuficiente, deben atender las necesidades de las familias que viven en situaciones precarias, en zonas marginales y con alto índice de violencia.

“En este momento nos encontramos, justamente, trabajando con distintos actores que están en el territorio, desde gobiernos estatales, municipales, con muchos diputados que se han acercado a pedir apoyo en el territorio. Entonces, lo que estamos haciendo es ubicando estas necesidades, donde están hay muchísimas familias que están viviendo en zonas de riesgos, por fallas geológicas, por laderas, por barrancas, por lo que tú ya sabes; entonces estamos elaborando este diagnóstico, que no solo parte de la estadística, sino que ya es en el territorio”.

Edna Vega afirmó que, una vez ubicadas estas necesidades, Conavi podrá elaborar un programa con distintas vertientes, que atiendan problemáticas como atención a familias con situación de riesgo, desplazamientos forzados, población violentada, entre otros fenómenos sociales. Posteriormente, se diseñarán instrumentos que permitan atender a la población de menores recursos en coordinación con organismos nacionales de vivienda, como Infonavit y Fovissste.

La funcionaria declaró que el Programa de Reconstrucción no va a terminar este año, pues, por un lado, los recursos no son suficientes, y, por el otro, “siguen ocurriendo desastres, que pensamos que tendremos que dejar abierta una línea de atención para familias damnificadas por desastres, es de veras gravísimo, se deben muchos apoyos de desastres anteriores. Y también el Programa de Mejoramiento Urbano ahora cubrirá otras ciudades, entonces el reto está enorme”.