Search

Arquitectura verde, un granito de arena ante la contaminación citadina

 Por Jaume Molet Pérez

Hace poco se vivieron unos días terribles en la Ciudad de México en los que hubo tanta contaminación que era imposible salir a la calle sin sentir ardor en los ojos y la garganta irritada, la nata gris ocultaba el cielo y costaba respirar.

Esos días fueron resultado de un conjunto de factores desafortunados como la falta de lluvias, el calor intenso y 16 incendios registrados, el Popocatépetl también lanzó fumarolas y a todo eso se sumaron las precarias políticas ambientales, hasta el día de hoy no ha habido grandes cambios salvo las lluvias ocasionales y mayores restricciones en el programa Hoy No Circula.

Esta situación sumada a que este mes se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente me hizo pensar si existe alguna manera en que la arquitectura pueda contribuir a disminuir los niveles de contaminación en la ciudad y encontré que sí, que incluso hay un edificio que filtra el aire contaminado, éste es el hospital Manuel Gea González que en 2011 estableció una alianza con una firma de arquitectura establecida en Berlín llamada Elegant Embellishments que diseñó una fachada que neutraliza las emisiones contaminantes producidas por más de 8 mil automóviles diariamente.

Está construida con una especie de azulejo que por su forma y cubierta contrarresta los contaminantes del aire; su cubierta compuesta de dióxido de titanio al contacto con los rayos UV provoca reacciones químicas que neutralizan la contaminación, estas resultan en sustancias que no son nocivas para el ser humano. Además, por su forma la velocidad del viento disminuye y hace que la dirección disperse los contaminantes sobre las superficies activas.

Pero vamos que, aunque sería más que ideal que la mayoría de los edificios tengan esta tecnología todos podemos poner nuestro granito de arena. Por ejemplo ¿habías oído hablar de las hipotecas verdes del Infonavit?

La Hipoteca Verde es un instrumento financiero que especifica que la personas que soliciten un crédito hipotecario recibirá un monto extra para poder adquirir aparatos que permitan el ahorro de electricidad agua y gas; la hipoteca aplica para todo tipo de vivienda, es decir, para remodelaciones, ampliaciones o construcciones, eso sí, se deben adquirir con proveedores autorizados por el organismo y aunque la adquisición y la colocación puedan ser más caras, hay un beneficio a largo plazo. Y aunque esta tecnología es un pequeño paso todavía podemos hacer algo más si empleamos la arquitectura sustentable.

 

¿Cómo beneficia la arquitectura sustentable a la ciudad?

La industria de la construcción tradicional es la causante del 50% de las partículas contaminantes del medio ambiente, del consumo del 40% de energía total y del 50% de los recursos naturales, por lo que los programas de construcción de casas ecológicas podrían reducir sustancialmente la contaminación ambiental.

En el país se están construyendo dos tipos de vivienda dentro del programa EcoCasa de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), que arrancó operaciones desde 2013; se supone que para el 2020 deberían haberse construido más de 27 mil viviendas sustentables que representen una reducción de emisiones de COe (dióxido de carbono equivalente) al menos de 20%; y de 600 casas pasivas, donde la reducción de emisiones de COe sería de entre 70 y 90%, sin embargo la meta se cumplió en 2016; es un plan ambicioso y se espera que cada vez más desarrolladores de vivienda se unan al programa y así contribuyan a mejorar la calidad de vida de los habitantes, no solo de la CDMX sino en todas las ciudades del país.

Pero como decía al principio, aunque la construcción a gran escala de vivienda sustentable es un área de oportunidad para los desarrolladores, nosotros podemos poner nuestro granito de arena por ejemplo si al momento de buscar un lugar para rentar o comprar una vivienda en los portales inmobiliarios buscamos aquellas que ya tengan ciertas características sustentables por ejemplo que tengan ahorradores de agua, calentadores o paneles solares o donde podamos construir un huerto urbano.

El proceso no será fácil ni inmediato, sin embargo, podemos evitar más crisis y hacer algo por las generaciones futuras.

Por Jaume Molet Pérez

Twitter: @LamudiMX

Mail: [email protected]

Jaume Molet Pérez es egresado de la Universidad Politécnica de Cataluña obteniendo el título de Ingeniero Industrial. Por más de 10 años, Jaume ha sido consultor de estrategia y operaciones en grandes firmas de nivel internacional como AT Kearney, desarrollando estrategias de negocio para las firmas en Alemania, Reino Unido, Arabia Saudita y México, en el mercado Latinoamericano. Actualmente Jaume es Director General para Lamudi México