Search

Vivienda en México no es asequible para 40% de la población

Se estima que 15% de las mujeres se encargan del pago de su hipoteca

Según cifras, una familia de bajos ingresos tendría que destinar casi 50 años de ingresos para comprar la vivienda más barata

En México, la vivienda que se produce no es asequible para al menos 40% de la población, por lo que, una familia de bajos ingresos que desee adquirir la vivienda más económica disponible en condiciones de mercado, tendría que destinar 47 años de sus ingresos para lograr el cometido.

Lo anterior lo aseguró Diego Pérez Floreán, consultor para análisis de programas de vivienda de la oficina en México de ONU Hábitat, quien destacó que, al fenómeno de los altos costos de la vivienda, se suma la mala ubicación. Al respecto, indicó que por lo menos 92% de las viviendas producidas en el país entre 2014 y 2017 se encuentran alejadas de zonas de empleo e infraestructura.

“La vivienda no es asequible. Tomando en consideración el 10% de los hogares más pobres de México, ellos tendrías que destinar 120 años de ingreso para pagar el precio promedio de una vivienda, y 47 años para pagar por la vivienda más económica disponible en condiciones de mercado. Es decir, la vivienda en estas condiciones no es asequible para el 40% de la población en el país”, indicó.

Al ofrecer un panorama sobre la situación en materia de acceso a la vivienda, el especialista aseguró que el rezago se mantiene como uno de los grandes retos. Aseguró que cuatro de cada 10 vivienda del país presentan algún nivel de rezago.

“Entre 2014 y 2017, de las 2.2 millones de viviendas que se construyeron con algún financiamiento público en México, el 92% se encuentra en zonas alejadas de empleo, de servicios humanos, de infraestructura y de redes de transporte.

“Pese a los grandes esfuerzos en materia habitacional, pues en los últimos 20 años se han financiado más de 16 millones de acciones de financiamiento o subsidios para la vivienda,hoy en México 4 de cada 10 viviendas siguen en alguna condición de rezago”, destacó.

Aunado a lo anterior, señaló que, en el caso de grupos vulnerables, el rezago habitacional se profundiza. Por ejemplo, detalló que, en el caso de mujeres indígenas líderes de hogar, la probabilidad que habiten en una vivienda con rezago es de más del 61por ciento.

“En México 15 de cada 100 personas siguen viviendo en asentamientos precarios, sin servicios como agua, drenaje o con viviendas con materiales deteriorados o no aptos para la habitabilidad (…) las políticas de vivienda, desarrollo urbano y ordenamiento territorial no están vinculadas, existe una severa descoordinación, lo que ha permitido y favorecido el crecimiento desproporcionado y desordenado de nuestras ciudades”.

 

Te podría interesar: 



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.