Search

Asume Andrés Manuel López Obrador la Presidencia de México

El ahora Jefe del Ejecutivo se comprometió a no aumentar impuestos y no endeudar al país

Este sábado concluyó el proceso de transición de gobierno y así como lo mandata el marco legal, Andrés Manuel López Obrador tomó protesta como presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos para el periodo 2018-2024.

Luego de protestar hacer valer la Carta Magna durante su gestión, el otrora Jefe de Gobierno capitalino señaló que desde hoy se impulsará una “transformación pacífica y ordenada, pero profunda”. Además, como lo mencionó desde la época de campaña, dijo que será prioridad acabar con la corrupción y la impunidad.

Al respecto, reiteró que en México existirá un auténtico “Estado de Derecho” y que el gobierno representará a todos. En este sentido, subrayó que “al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie”.

En su discurso, el Presidente se comprometió a no aumentar impuestos, así como no incrementar el precio de los combustibles más allá de la inflación.

“El plan del nuevo gobierno es acabar con la corrupción e impunidad (…) acabando con la corrupción y con austeridad no habrá habrá necesidad de aumentar impuestos”, dijo.

Aunado a lo anterior, el Jefe del Ejecutivo expuso que su administración será responsable y que no endeudará al país. Aseguró que no gastará más de lo que ingresé a la hacienda pública.

Por otro lado, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se crearán las condiciones para que los inversionistas nacionales y extranjeros vean en México oportunidades. En tal sentido, reiteró su compromiso por respetar la autonomía del Banco de México.

“Me comprometo, y soy hombre de palabra, a que las inversiones de accionistas nacionales y extranjeros estarán seguras y se crearán condiciones hasta para obtener buenos rendimientos, porque en México habrá honestidad, estado de Derecho, reglas claras, crecimiento económico y habrá confianza”, dijo.

El Presidente añadió que presentará al Congreso sendas iniciativas para, por un lado, establecer a la corrupción como delito grave y, por otro, que el Jefe del Ejecutivo pueda ser juzgado.



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.