Search

Arquitectura debe crear comunidades más justas e igualitarias: Norten

Al recibir la Medalla Bellas Artes, el arquitecto hizo un llamado para que la arquitectura sirva a la sociedad, ayude a mejorar lugares y a mejorar la calidad de vida

Gracias a sus aportaciones a la arquitectura, la cultura y patrimonio de México, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) otorgó la Medalla Bellas Artes en Arquitectura al arquitecto Enrique Norten, fundador del despacho TEN Arquitectos.

Este reconocimiento celebra su trayectoria, misma que cuenta con más de 330 proyectos y 60 obras construidas en México y Estados Unidos, lo que ha hecho que Enrique Norten sea considerado uno de los más grandes arquitectos del siglo XXI.

Durante la ceremonia realizada en el Museo Tamayo, el profesional resaltó que uno de los grandes compromisos que se debe tener en mente es que las soluciones de arquitectura y ciudad deben estar dirigidas a crear  comunidades más justas y más igualitarias.

«Para mí ser arquitecto ha sido un enorme privilegio, y ha sido un privilegio poder servir a la sociedad a la que pertenezco, servir a mi ciudad y servir a mi país que tanto quiero. Yo aspiro a poder seguir creciendo y poder seguir teniendo las oportunidades para crear mejores lugares y una mejor calidad de vida».

Al recibir la Medalla Bellas Artes, Enrique Norten agradeció a quienes lo acompañaron en ese momento tan importante de su vida y carrera, y resaltó que con este premio su compromiso crece y seguirá enfocado a esa inalcanzable búsqueda de la verdad, de la libertad y de la belleza.

Por su parte, la directora del INBA, Lidia Camacho destacó que dentro del basto patrimonio cultural con el que cuenta México, la arquitectura ocupa un lugar primordial, ya que este arte cuenta con siglos de práctica y estudio.

“A lo largo del siglo XX y en lo que va del XVI, la arquitectura mexicana ha sido reconocida internacionalmente, no sólo por la calidad y belleza de sus propuestas, sino por la inteligencia en la resolución de los problemas en las que en mayor o menor medida se enfrenta cada proyecto”.

En ese sentido, resaltó que México cuenta con grandes arquitectos que han sabido conformar un conjunto de estilos y maneras de crear espacios, no sólo funcionales, sino inéditos, y en muchas ocasiones deslumbrantes.

“Hoy la Medalla Bellas Artes, la máxima presea que otorga el INBA, se le confiere el arquitecto Enrique Norten, cuyo talento, rigor, creatividad, pasión y responsabilidad en cada unos de sus proyectos, lo han convertido en uno de los arquitectos mexicanos con mayor proyección internacional.

“Su obra es sólida, diversa, original e imaginativa, y está conformada por edificios residenciales, museos, escuelas, librerías, así como proyectos de paisajismo y planes de desarrollo urbano. Su generosa labor en las aulas de las más prestigiadas universidades, ha dejado siempre una reflexión sobre el arte que él practica”.

 

30 años de práctica profesional

La celebración por la entrega de la Medalla se complementó con la presentación del libro ‘Líneas de investigación’, cuyo autor es el mismo arquitecto Enrique Norte, y el cual fue coeditado por Arquine y Princetown Architectual Press. Éste contiene una serie de reflexiones de gran relevancia a lo largo de 30 años de práctica profesional, y en él se manifiestan tres grandes líneas de investigación, tal y como se llama el libro.

Al hablar sobre este ejemplar, el arquitecto resaltó la relevancia que para él tiene del tercer capítulo, en donde se habla de la ciudad como la gran creación de la arquitectura contemporánea. “Para mí siempre ha sido importante entender el futuro de esta ciudad de una manera muy positiva. Esta ciudad inclusiva, plural, esta ciudad diversa que todos compartimos. Esta ciudad que es un tejido, que es una gran red de tramas continuas, de igualdad, de seguridad, de libertad y de democracia.

“En México estamos viviendo una importantísima transición. El país había llegado a un punto, probablemente de condiciones sin tolerancia, de condiciones que han creado situaciones alarmantes de pobreza, de desigualdad, de corrupción, de privilegios y frivolidad, de inseguridad, de violencia y, sin duda, de una enorme ausencia de estado de derecho”.

Asimismo, dijo que mucho se habla sobre la responsabilidad que los arquitectos tienen con el medio ambiente y con condiciones de sustentabilidad, pero no son las únicas responsabilidades, ya que probablemente el ámbito de lo social y de la participación política son igualmente importantes.

«Mucho se discute en nuestro medio sobre el derecho ineludible a una vivienda digna y que sin duda es fundamental, pero probablemente más importante es el derecho que todos tenemos a una ciudad libre y democrática», resaltó el arquitecto.



Editora de Contenidos y Estrategias Digitales de Centro Urbano, así como Coeditora de Periódico Mi Casa. Egresó de la licenciatura en Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM. Es amante de las redes sociales y el mundo digital.