Search

Para el Infonavit, transformación analítica y digital o muerte

Ante un panorama lleno de retos para la industria de la vivienda, el Infonavit, la institución hipotecaria más grande de América Latina, está llamado a ser un jugador relevante para impulsar el crecimiento y la transformación de la industria en su conjunto. Sobre todo si se habla de innovar en los esquemas para el otorgamiento de crédito.

Esa es la sensación y parte de las conclusiones que dejan los trabajos de la Reunión Nacional de la Dirección Sectorial Empresarial del Infonavit. Esta idea cobra fuerza si nos referimos a la necesaria transformación de la industria y la obligada migración hacia esquemas digitales y analíticos que permitan entender y atender de mejor manera la demanda de vivienda de la población en el país.

Desde hace un año, los empresarios han hecho énfasis en la necesidad del Infonavit por renovarse y adaptarse a las nuevas circunstancias del mercado. Eso implica, caminar hacia esquemas tecnológicos que permitan al organismo ser más eficiente en su operación, lo que devendría no sólo en una mejor administración del Fondo, sino en un impulso importante a la colocación de crédito.

Los modelos planteados en la reunión apuntan a poder utilizar toda la información contenida en la base de datos del Instituto para definir mejores perfiles de riesgo, hacer más agradable la experiencia del usuario al reducir tiempos y con ello detonar la entrega de financiamiento, sin comprometer la sanidad y fortaleza de la Institución. Según las estimaciones, por ejemplo, el implementar este tipo de modelos impactaría en entregar 50,000 créditos más por año y reducir en 14% la cartera vencida del Instituto.

Sebastián Fernández Cortina, titular de la DSE del Infonavit, lo dijo muy bien: que el Infonavit logre una transformación de este calado, no sólo beneficiaría al organismo en sí y a su derechohabiencia, sino a la industria en su conjunto al poner el ejemplo y detonar que otros actores se sumen a esta transformación.

Y por supuesto que caminar hacia esta meta representa caminar a esquema que permitirían atender al mercado de los no afiliados, al abrir la puerta y a través de la tecnología, definir mejores perfiles de riesgo y poder ofrecer soluciones crediticias que den acceso a productos habitacionales.

El paso está dado por parte de la Dirección Sectorial Empresarial. En el marco de la reunión, los empresarios representados por Sebastián Fernández Cortina entregaron a Armando Rosales, propuesto para la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, y a Carlos Martínez, propuesto para encabezar al Infonavit, un par de estudios detallados, que contemplan propuestas para atender los retos de vivienda.

Y uno de los documentos presentados precisamente tiene que ver con la Transformación Digital del Infonavit, en la que los expertos que participaron aseguraron que esta transformación no debe entenderse como sólo el lanzamiento de una app, sino como una metamorfosis que tomé como base la analítica y lo digital.

Ahora el balón esta en la cancha de equipo del nuevo gobierno. A ellos tocará analizar la propuesta e impulsar esta tan ansiada transformación que en el papel traerá grandes beneficios; por lo pronto, los integrantes del equipo del próximo gobierno expresaron su simpatía con la visión.

Lo dijo muy bien Sebastián Fernández: grandes empresas han desaparecido por no saber leer el contexto y no adaptarse a los nuevos tiempos. Por ello, aseguró, si el Infonavit, y yo agregaría la industria, no entra en la transformación analítica y digital, el futuro es limitado.

 



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.