Search

Dan a conocer impactos que puede sufrir el patrimonio museológico

Presentan guía para conocer riesgos que puede sufrir el patrimonio museológico

Se presentó una guía de gestión de riesgos que menciona diez niveles de deterioro, seis niveles de envoltura y tres tipos de ocurrencia de los riesgos en áreas museológicas

El pasado martes 19 de septiembre, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) presentó la ‘Guía de Gestión de Riesgos para el Patrimonio Museológico, la cual due elaborada por el Centro Internacional de Estudios para la Conservación y la Restauración de los Bienes Culturales (ICCROM, por sus siglas en inglés) y el programa Ibermuseos.

Dicho material señala que para poder conservar el patrimonio se debe evaluar, diagnosticar y registrar los bienes, además que indica lo que debe hacer en caso de emergencia. Para ello, menciona diez niveles de deterioro a los que se enfrentan los museos: fuerzas físicas como vientos, terremotos y aglomeraciones, delincuencia, fuego, agua, plagas, contaminantes, luz, temperatura, humedad y disociación.

Además, menciona seis niveles de envoltura: región, sitio, edificio, sala, mobiliario, soporte; los cuales proporcionan protección a los objetos del museo, pero también pueden contener diferentes fuentes de peligro para los objetos.

Asimismo, especifica los tres tipos de ocurrencia de los riesgos: los raros, que suceden una vez cada cien años, como una gran inundación, sismo intenso o huracán; los frecuentes, entre los que se incluyen fugas y filtraciones, infestación de insectos, golpes y caídas accidentales; los procesos acumulativos, tales como el desvanecimiento de colores, corrosión de metales o desgaste de textiles.

La presentación de la guía se llevó a cabo en el Museo Mural Diego Rivera, recinto ejemplo de la cultura de la preservación, ya que éste surge a partir de un desastre natural para resguardar el mural ‘Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central‘, de Diego Rivera.

Durante el evento, Magdalena Zavala Bonachea, coordinadora nacional de Artes Visuales del INBA, dijo que se debe buscar que la cultura de la prevención se extienda a las colecciones y en el patrimonio cultural y no sólo se quede en la protección civil.

En ese sentido, destacó que este instrumento fue creado para los países árabes, pero ahora se adaptó para Iberoamérica. Comentó que en la mesa técnica para elaborar las propuestas que contiene la guía trabajaron expertos de Chile, Brasil, España, México y Costa Rica.

 

Por su parte, Sandra Joyce Ramírez, jefa del Laboratorio de Biodeterioro del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), dijo que una manera de detectar posibles impactos es consultar el Atlas Nacional de Riesgos, ubicar en qué zona se encuentran y saber a qué están expuestos. Además, dijo, la guía permite saber cómo trabajar cada acervo para tomar decisiones y contar con argumentos para decidir por qué se actúa en determinada forma.

En tanto, Alejandro García, experto en museografía, resaltó que la guía ofrece la metodología para tomar decisiones y establecer prioridades ante los impactos que puede sufrir el patrimonio. “Las colecciones no son objetos inertes, requieren de seguridad, iluminación y conservación. Hay que identificar el patrimonio como algo vivo y en constante movimiento”..

 



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM. Amante de las redes sociales. Actualmente Community Manager en Centro Urbano. Alegre, terca y sincera.