Search

El blockchain y el notariado en materia inmobiliaria

Notarios, comprometidos con el sector: Manzanero

Por Notario José Antonio Manzanero Escutia

Los avances tecnológicos han impactado todas las áreas del quehacer humano y la actividad notarial no podía quedarse atrás como depositaria de la fe pública y experto legal que brinda asesoría en materia inmobiliaria y otros temas.

El notariado nacional ha estado siempre de acuerdo con modernizar el ejercicio de la función a través de herramientas tecnológicas que faciliten a los mexicanos el acceso o la realización de trámites, siempre y cuando se cuide la seguridad y certeza jurídicas y sin soslayar ni vulnerar los principios rectores de la función notarial.

Prueba de ello es que en la actualidad los reportes sobre diversas operaciones, entre ellas las de venta o adquisiciones de inmuebles, que presentamos los notarios ante el Servicio de Administración Tributaria en materia inmobiliaria se realizan a través del Declaranot, un portal creado para este fin por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Asimismo, a través de medios telemáticos el notariado, los desarrolladores inmobiliarios, agentes inmobiliarios y otros profesionales que desarrollamos actividades vulnerables presentamos ante la Unidad de Inteligencia Financiera los avisos en materia de lavado de dinero.

Sin embargo, de acuerdo con el notario José Antonio Márquez González, quien hace un análisis del estudio del Dr. Dominik Gassen, algunas tecnologías emergentes, como el blockchain y los smart contracts, presentarán en los próximos años nuevos retos para la actividad notarial. Permítanme explicar por qué:

El blockchain ha sido descrita como una tecnología capaz de proveer cierto grado de confianza en ambientes electrónicos, algunos consideran que tiene el potencial de transformar la manera en la que actualmente se compran y venden los inmuebles eliminando fraudes e incrementando la transparencia.

Pongamos un ejemplo, con la tecnología blockchain el comprador de un inmueble tendrá la confianza de que su dinero será transferido en forma totalmente segura y oportuna al vendedor, bajo la seguridad de que la persona que vende realmente es el titular del inmueble, a través de un sistema de acopio de datos de los registros inmobiliarios. Esto es posible porque el sistema blockchain sucede en un ambiente tecnológico en el que diferentes bloques de información se encadenan, lo que lo hace casi absolutamente imposible de intervenir o alterar.

Los smart contracts funcionan de otra manera. El concepto básico es que los contratos entre particulares pueden ser tratados como programas de cómputo que se ejecutan automáticamente una vez que ciertas condiciones técnicas han sido satisfechas. Estas condiciones técnicas están conectadas entre sí por sistemas autónomos, por ejemplo, para la venta por remate judicial de una casa diversas instituciones, como las autoridades judiciales, los bancos y los registros públicos, deberían estar en coordinación para habilitar diferentes aspectos de la venta.

¿Cuestionan estas tecnologías el papel del notario? Primero que nada, quisiera advertir que una de las principales tareas del notario es dar asesoría a las partes, esta actividad no podrá ser sustituida por una tecnología. Los notarios intervenimos en materia inmobiliaria en asuntos de diversa complejidad, entre ellos los fideicomisos, sucesiones, donaciones, usufructos, entre muchos otros, que no pueden ser resueltos en forma automatizada.

En segundo lugar, estas tecnologías están todavía en proceso de maduración, lo que nos hace imposible calcular aún su grado de efectividad.

Por último, las características y naturaleza de la función notarial a la luz del sistema jurídico mexicano actual exigen y demandan una serie de acciones que, no obstante ser de naturaleza personal y presencial, puede verse enriquecida por estos sistemas y la certeza y seguridad que los mismos generen.

Podemos concluir que no existe forma real de predecir qué cambios impulsarán estas tecnologías y de qué manera impactarán las transacciones inmobiliarias. Desde mi punto de vista, la asesoría legal del notario y su consejo en la vida patrimonial seguirán siendo relevantes para dar certeza y seguridad jurídica; y cualquier tecnología que nos permita incrementar la transparencia de las transacciones será bien recibida en nuestra labor diaria.

Notario José Antonio Manzanero Escutia
Presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano

Colegio Nacional del Notariado Mexicano
www.notariadomexicano.org.mx
Twitter: @notariadomex
01 (55) 5514-6058, 5525-6452
[email protected]