Search

70% de la demanda de vivienda en Jalisco es del segmento social

La Canadevi Jalisco insistió que sólo a través del apoyo federal, los trabajadores de menores ingresos podrán acceder a una vivienda

Para 2019, la demanda de vivienda en Jalisco ascenderá a 44,342 unidades, de las cuales, 31,000 son del segmento social. Sin embargo, por las condiciones observadas en el país, no será posible producir tal número de casas.

Así lo señaló Diego López de Lara Obeso, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) delegación Jalisco, quien destacó que 90% de demanda de la entidad se concentra en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Concretamente, explicó, los municipios que más vivienda requieren son: Zapopan, Tlajomulco de Zúñiga, Guadalajara, San Pedro Tlaquepaque y Tonalá.

El representante de los desarrolladores destacó que, si bien la mayor demanda se encuentra en el segmento social, existe preocupación por parte de los empresarios. Y es que, dijo, sin el apoyo federal, resulta complicado que quienes perciben bajos salarios puedan adquirir una vivienda.

“La principal preocupación de todos es generar la vivienda social, ya que siete de cada 10 jaliscienses sólo pueden pagar una vivienda con un costo menor a 500,000 pesos, lo cual sin el apoyo federal es imposible para los trabajadores de menores ingresos”.

Fundamental el apoyo federal en Jalisco

El Presidente de Canadevi Jalisco explicó que a pesar que hay una robusta coordinación entre empresarios y autoridades del orden local y estatal para impulsar esquemas que permitan atender la demanda, es importante la participación de la federación con subsidio. Añadió que, sin la participación federal, los esfuerzos locales no serán suficientes.

“Es necesario sumar al Gobierno Federal en este esfuerzo, el apoyo federal es el elemento indispensable para que los trabajadores de Jalisco puedan comprar su casa, de lo contrario, los esfuerzos locales no serán suficientes para atender la necesidad de vivienda de las familias de menores ingresos, con todas las consecuencias negativas que ello conlleva, comenzado con el incumplimiento de un derecho constitucional y la insatisfacción del anhelo legítimo de las familias trabajadoras en nuestra entidad”.