Search

Coliving, una nueva tendencia que todavía está verde

Por Jaume Molet Pérez

Últimamente me ha llamado la atención una nueva modalidad de vivienda en la que una persona puede vivir en un lugar cerca de los centros de trabajo más populares sin invertir demasiado dinero ni en la renta ni en los servicios.

Hace varios días leí en varios medios del sector, sobre una propuesta de co-living que estaba generando muchas críticas y burlas por sus exorbitantes precios, aunque estaba en una zona bastante cotizada de la Ciudad de México, pero para empezar ¿de qué va esta nueva forma de tener un lugar para vivir?

Como CEO de una compañía que se encarga de ayudar a la gente en la búsqueda de su vivienda ideal, el concepto de co-living me parece una buena solución para aquellos que aún no están en la posición de hacer contratos a largo plazo (por su edad, por sus actividades laborales y a veces por sus ingresos) tal como lo dije en el Foro Tiburones Inmobiliarios, pero también creo que se deben analizar otros factores como si los costos son los reales o si son excesivos y analizar detenidamente qué tanto puede favorecer al sector inmobiliario a nivel estatal y nacional.

Hace poco tiempo inició la tendencia del coworking y sin ir más lejos esto trata de que los trabajadores tengan varios espacios para poder realizar sus labores en lugar de permanecer estáticos en cubículos y oficinas (un ejemplo de esto es la empresa WeWork que renta estos espacios a distintas empresas), esta tendencia ha evolucionado hasta llegar al área de vivienda , lo que significa que la gente puede vivir en comunidad contando con todos los servicios y por los que solo pagan una módica renta.

Una ventaja del co-living es la relativa facilidad con la que los jóvenes pueden encontrar un lugar cerca de su trabajo y de esa manera ahorrar dinero y tiempo en sus traslados.

¿Quién ha puesto de moda esto del coliving?

A nadie sorprende que hayan sido los millenials ¿cierto?, ellos no se ponen barreras al momento de evolucionar la forma en la que se convive no solamente con personas cercanas a ellos sino con completos extraños con los que inclusive puede pueden compartir áreas comunes de un hogar, como pueden ser la cocina, comedor, área de lavado, baños, entre otros. Quizá es esa ansia de independencia, pero al mismo tiempo una necesidad de convivir con más personas y evitar la soledad, las que ha resuelto esta forma de vivir, al menos es una idea que se me viene a la cabeza.

No obstante, esta tendencia ha aumentado en grandes ciudades como Nueva York, Londres, Ámsterdam y Berlín, donde además de la experiencia de ser parte de un lugar cosmopolita también influyen factores como si la persona viene de otro país o no puede mantener un lugar completo de manera individual. Por ejemplo, en España especialistas del mercado inmobiliario han llegado a asegurar que los alquileres por lugares de co-living tienen una rentabilidad superior a los modelos tradicionales. Pues, según explican este tipo de proyectos pueden generar rentabilidades cercanas al 7.5%, una rentabilidad mayor a la tradicional.

Hay que destacar que en tipo de lugares el periodo de renta mínimo es de seis meses y en ocasiones y dependiendo de las necesidades, se llegan a incluir servicios como luz, agua, gas, internet y limpieza.

¿Pero qué pasa cuando alguien anuncia un espacio que al público le puede parecer exagerado? Llegan los ataques como el caso que comenté en donde se publicó un espacio de col-living en la alcaldía de Cuauhtémoc, usuarios de las redes llamaron al lugar “vecindad sobrevalorada”, esto por el precio con el que se ofertaban las plazas por ejemplo algunas se ofrecía en 14 mil pesos por una habitación con baño propio y alrededor de 10 mil pesos una habitación sin este beneficio.

Otra ventaja del co-living es la relativa facilidad con la que los jóvenes pueden encontrar un lugar cerca de su trabajo y de esa manera ahorrar en tiempos de traslado. Sin embargo, no debemos olvidar que según reportes inmobiliarios como el de Lamudi, nos han indicado que la mayoría de los millenials si están interesados en adquirir una vivienda a largo plazo y son quienes más participación tienen en la búsqueda de bienes raíces a nivel digital con un 54% de participación en promedio.

 

Jaume Molet Pérez

Director General para Lamudi México

Twitter: @LamudiMX

Mail: [email protected]

Egresado de la Universidad Politécnica de Cataluña, en donde obtuvo el título de Ingeniero Industrial. Por más de 10 años, Jaume ha sido consultor de estrategia y operaciones en grandes firmas de nivel internacional como AT Kearney, desarrollando estrategias de negocio para las firmas en Alemania, Reino Unido, Arabia Saudita y México, en el mercado Latinoamericano.