Search

Un día rodeada de celebridades y rarezas

El Museo de Cera alberga cerca de 230 figuras de personajes famosos de la historia, el arte, la política, el deporte, del mundo artístico, de la fantasía y del terror

En la Ciudad de México siempre hay algo que hacer los fines de semana, especialmente puedes recorrer alguno de los cerca de 185 museos que se encuentran en la metrópoli, pues los hay para todos los gustos e intereses.

La CDMX es una de las tres ciudades con más museos del mundo, y su diversidad hace que nos olvidemos de la noción tradicional del edifico aburrido, antiguo y con pasillos silenciosos.

Uno de mis favoritos, sin duda, es el Museo de Cera, ubicado entre las calles Londres y Berlín, en la colonia Juárez, que alberga más de 230 figuras de personajes famosos de la historia, el arte, la política, el deporte, el espectáculo, la fantasía y el terror, distribuidas en 14 salas temáticas.

El Museo está situado dentro de un espectacular inmueble estilo Art Nouveau, cuya arquitectura fue parte del sueño que alguna vez tuvo Porfirio Díaz para esta zona de la ciudad, y fue construido, en la primera década del siglo XX, por el arquitecto Antonio Rivas Mercado, el mismo que hizo el Ángel de la Independencia y otras maravillas de la CDMX, y, a lo largo de los años, fungió como hacienda, restaurante, oficinas del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), y, finalmente, sede del Museo de Cera.

Lo que hace que este recinto sea uno de mis favoritos es que permite rodearte de tus celebridades favoritas, ¿notas mi emoción al estar al lado del mismísimo Bruno Mars? También puedes encontrarte a los Beatles, Shakira, Luis Miguel, al grupo Kiss, entre otros.

O a personajes de la política mexicana e internacional, como Enrique Peña Nieto, Barak Obama o los Reyes de España; personajes del cine mexicano y hollywoodense como Pedro Infante, Silvia Pinal, Brad Pitt o Tom Cruise. Además, puedes revivir tu infancia con personajes como Cri-Cri o el Chavo del 8; o tus peores pesadillas con Freddy Krueger, Jason o Michael Mayers.

¿Y sabes qué es lo mejor? El Museo de Cera está justo al lado del Museo de Ripley, y hasta comparten taquilla y puedes comprar un boleto que incluye la entrada a ambos.

Este último, uno de los museos más bizarros e interesantes de la ciudad, alberga toda clase de curiosidades, rarezas y cosas asombrosas que, a lo largo de la historia, han conseguido algún Récord Guiness.

En este museo encontrarás toda clase de objetos extraños, como una réplica del hombre más alto del mundo, un juego de cubiertos para caníbal, cabezas humanas reducidas, una sala espacial con trajes de astronauta, y mucho más.

Así que, si aun no conoces estos museos, o no has ido en mucho tiempo, ¡visítalos este fin de semana! Te aseguro que te divertirás como un niño. Y no olvides llevarte algún souvenir, como un llavero, una pluma… o tu propia mano convertida en cera.