Search

¿Cómo impacta el subsidio para adquisición de vivienda?

Modifican Reglas de Operación para obtener subsidio en 2018

En los últimos años, a decir de empresarios, el apoyo representó el complemento que permitió a familias poder acceder a una vivienda

La eliminación del Programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales ha traído posicionamientos de diversos sectores que componen a la industria de la vivienda. El principal tiene que ver con una preocupación sobre el futuro en la atención a los segmentos de menores ingresos, sobre todo en el tema de adquisición de vivienda.

Este esquema, que fue retirado del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el ejercicio 2019, desde su creación fue operado por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), y a través de él, el organismo dispersó recursos para que los trabajadores que pertenecen a los deciles de ingreso más bajos pudieran complementar su ahorro y acceder a una solución habitacional.

Pero, ¿qué tan importante resultó este apoyo que otorgó el gobierno en por lo menos las últimas dos administraciones?

Para dimensionar el impacto de este programa en las familias mexicana es preciso recordar que entre 2007 y 2018, el esquema permitió apoyar a 2 millones 10,678 familias. De este gran total, alrededor de 1 millón 133,154 acciones se enfocaron en apoyos para la  adquisición de vivienda.

El impacto de este número de acciones no sólo se quedó en el terreno de lo social, pues en términos económicos, la concreción de estas más de 2 millones de acciones representaron una derrama económica del orden de los 78,051 millones de pesos. Tan sólo en el tema de subsidio para la compra de vivienda nueva, la inversión alcanzó los 54,659 millones de pesos.

El capital semilla

Una de las figuras que ha estado al centro del tema y que más ha puesto énfasis sobre la importancia del subsidio es Carlos Medina Rodríguez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Vivienda (Canadevi). El empresario ha insistido que el subsidio es un capital semilla, que no sólo tiene repercusiones en el ámbito social, sino que representa un elemento que permite inyectar dinamismo al sector al abrir la puerta y mover los inventarios en la vivienda social.

En charla con Centro Urbano, el representante de los desarrolladores subrayó que el apoyo que se otorga a través del subsidio resulta fundamental para atender a las familias de bajos ingresos. Incluso, enfatiza, sin este apoyo, incluso los trabajadores que cuentan con un crédito Infonavit, pero que ganan menos de 2.8 salarios mínimos, no podrían acceder a una vivienda.

“El subsidio va dirigido al trabajador, a la persona que sin este apoyo simplemente no podría comprar una vivienda.

“Con este apoyo que entrega el gobierno, los trabajadores pueden aspirar a comprar una casa de hasta 350,000 pesos. Pero hablamos que es gente que, aunque tiene un crédito Infonavit, por su nivel de ingreso aspira a un crédito que ronda los 250,000 o 280,000 pesos y que, sin el subsidio, no podría complementar los recursos y acceder a la vivienda”, dijo a este medio el empresario.

Hasta antes de darse a conocer la eliminación del Programa de Acceso a financiamiento para Soluciones Habitacionales, Medina había insistido que el subsidio debía verse como capital semilla. Esta percepción, aseguró, tiene que ver con que el recurso que inyecta el gobierno a través del subsidio se convierte en generador de inversión, pues por cada peso de apoyo, la industria aporta cinco.

“El subsidio ha sido de los capitales semilla que mejor ha impactado en los últimos años. Es correcto que se puede mejorar, perfeccionar y trabajar en un diseño cada vez más óptimo, pero como se ha venido aplicando en los últimos años, es decir en los segmentos de ingreso por debajo de los 2.8 salarios, ha sido benéfico.

“Hay que recordar que el subsidio se multiplica por cinco. Y cabe decir que representa aproximadamente 20% del valor de la vivienda. Es como un enganche para una persona que no tiene y que le permite alcanzar el monto y poder satisfacer su demanda; una demanda que nosotros los desarrolladores atendemos y que necesitamos certeza que va a poder ser adquirida esa vivienda”, indicó.

Medina manifestó que el subsidio ha permitido a familias de bajos ingresos poder acceder a una vivienda y, con ello evitar, que  busquen por otros medios satisfacer sus necesidades habitacionales, lo que podría desencadenar en asentamientos irregulares y generar cinturones de marginación.



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.