Search

UE plantea estrategias para reconstrucción del patrimonio histórico

Plantean estrategias para la reconstrucción del patrimonio histórico

Entre los 11 estados del país que se vieron afectados por los sismos de septiembre de 2017, se registraron 2,340 edificaciones con daños, en su mayoría de carácter histórico 

Con el objetivo de definir las estrategias para la reconstrucción del patrimonio histórico dañado por los sismos del año pasado, se realizó el Primer Simposio Internacional “Estrategias de actuación para la reconstrucción del patrimonio histórico” en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), en donde participaron especialistas mexicanos y de la Unión Europa (UE).

Existen casos más complejos de bienes inmuebles y muebles afectados, por lo que los especialistas consideran que la reconstrucción solo se puede realizar mediante la visión multidisciplinaria y la cooperación interinstitucional e internacional.

Por su parte, el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, dio a conocer que entre los 11 estados del país que se vieron afectados por estos fenómenos naturales, se registraron 2,340 edificaciones con daños, que en su mayoría son de carácter histórico y otras seis unidades de bienes muebles, por lo que la evaluación de los daños no ha sido fácil.

El directivo comentó que se tiene la idea de que el instituto ha impedido la reconstrucción, pero que en realidad lo único que busca es que la cumplimiento se realice de manera correcta, puesto que el recuento, la clasificación de los daños,  así como el establecimiento de 700 frentes de trabajo y el 30 por ciento de avance en la recuperación de las estructuras cívico-religiosas que presentaron desperfectos menores y moderados ha representado una gran labor de concientización social dentro de las comunidades.

Por lo que en los próximos años estarán dedicados a atender la estabilidad estructural de casos complejos, entre los que destacan los conventos del siglo XVI ubicados a las faldas de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, así como los que están localizados en Oaxaca, Chiapas y la Ciudad de México.

Ante esta situación la directora general de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Cultura, Jimena Lara Estrada, y de los embajadores Klaus Rudischhauser, a cargo de la Delegación Europea en México, y Agustín García López-Loaeza, director ejecutivo de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) dieron a conocer los puntos de cómo se atenderá está problemática.

Uno de esos puntos son talleres que ayudarán a evitar lo que hasta ahora ha sido una regla indispensable que es la modificación de inmuebles religiosos históricos con añadidos modernos como son losas y trabes de concreto cuyo peso recae en estructuras de adobe y mampostería, ya que este fue un factor decisivo que aumentó los efectos de los sismos.

Por otro lado, el titular del INAH agradeció el apoyo de la UE a través de la colaboración de sus expertos, ya que los recursos humanos y financieros nunca serán suficientes para rehabilitar ese patrimonio, a pesar que varios de estos inmuebles se encuentren asegurados.

Klaus Rudischhauser, jefe de la Delegación Europea en México, destacó que los expertos europeos brindan a la rehabilitación del patrimonio mexicano, dentro de las acciones del “Año Europeo del Patrimonio Cultural”, ya que el apoyo es indispensable para poder tener una retroalimentación con especialistas del más alto nivel en México.

Durante el simposio se realizarán conferencias, talleres y mesas redondas en las que los expertos discutirán problemas específicos en cada campo de acción, esto con el objetivo de poder identificar aspectos de la gestión y la planificación estratégica en relación con quienes custodian y se relacionan con el patrimonio cultural durante el proceso de reparación de los daños.

Cabe menciona que para llevar a cabo esta labor de reconstrucción se ha trabajado de manera conjunta con un comité ciudadano que incluye a representantes de los sectores privado y académico, así como del ámbito cultural en general.

Para concluir, se enfatizó la creación de la oficina de Sismos del INAH, la cual está integrada por un grupo de especialistas que han trabajado en los diferentes  procesos. De igual manera se creó el comité de emergencia que está integrado por dirección general y las secretarías técnica y administrativa, así como un comité técnico científico integrado por 14 académicos especialistas en materia de restauración del INAH, así como miembros de diversas universidades.