Search

Directivos del INAH exponen su experiencia a un año del 19S

Directivos del INAH exponen su experiencia a un año del 19S

Tras los sismos de septiembre de 2017, más de 2,300 inmuebles resultaron afectados y más de 5,000 bienes muebles presentaron daños 

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) llevó a cabo las mesas de análisis y reflexión ‘El INAH y su experiencia regional a un año del 19s‘, en las que se compartieron las diferentes experiencias vividas en cada región afectada.

Para ello, directores de los Centros INAH de Puebla, Morelos, Estado de México y Guerrero se agruparon para repensar sobre los hechos vividos hace un año, y que dejó las afectaciones más graves al patrimonio cultural en la historia del INAH: más de 2,300 inmuebles afectados y más de 5,000 bienes muebles dañados.

Al respecto, Aída Castilleja, secretaria técnica de la institución, destacó que la labor del INAH tras los sismos de septiembre de 2017 fue que sus especialistas, directivos y funcionarios evaluaran los daños causados y así definir acciones para la pronta recuperación y restauración, pero también, destacar la importancia de preservar el patrimonio cultural por todo lo que éste representa, tanto para la historia nacional como en la cotidianidad y religiosidad de las poblaciones.

La antropóloga resaltó que, debido a que la tarea no ha sido fácil, no se ha podido avanzar al ritmo que se había propuesto, y aunque se han presentado diversas dificultades, ya hay avances importantes, con obras terminadas y entregadas. A pesar de ello, hay otros lugares en los que aún falta camino por recorrer, por lo que ya se estableció un plan de acción y en algunos casos las labores se extenderán hasta 2020, sobre todo en edificaciones y en bienes muebles asociados a inmuebles, cuya resolución técnica y económica requiere de muchos otros esfuerzos.

Antonio Huitrón Santoyo, director del Centro INAH Estado de México, dijo que ante la emergencia se reaccionó de manera inmediata y se le dio atención al patrimonio cultural a través de una serie de líneas de acción, como la implementación de la plataforma de gestión y seguimiento, así como el financiamiento y los modelos de intervenciones.

Blanca Jiménez Padilla, directora del Centro INAH Guerrero, reconoció que a pesar que el estado es muy grande, con regiones de difícil acceso, el personal del INAH trabajó sin descanso, en primera instancia para tener un retrato de los daños, además de realizar un censo de afectaciones, y así emprender acciones.

En tanto, Isabel Campos Goenaga, directora del Centro INAH Morelos, destacó que, ante el universo de inmuebles afectados, la primera tarea fue atender a comunidades y trabajar en conjunto con autoridades civiles, religiosas, estatales y municipales.

Por último, en representación del antropólogo Víctor Hugo Valencia, director del Centro INAH Puebla, el arquitecto Martín Limón, expuso que a diferencia del sismo de 1999, cuando el gobierno estatal brindó apoyo a través de la Comisión del Patrimonio Edificado (Copae), que hizo gran parte del trabajo de restauración, en las afectaciones del sismo de 2017, el Centro INAH Puebla ha hecho todo el trabajo de recuperación del patrimonio cultural dañado.



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM. Amante de las redes sociales. Actualmente Community Manager en Centro Urbano. Alegre, terca y sincera.