Search

Jóvenes propician cambios en dinámica inmobiliaria

Jóvenes propician cambios en dinámica inmobiliaria

Tecnología y desapego a las posesiones han cambiado la forma de vida en las ciudades

Las generaciones más jóvenes de México han transformado la forma en que tradicionalmente se desarrollaba el mercado inmobiliario, ya que los avances tecnológicos, estilos de vida, ingresos económicos, entre otros factores, hacen que busquen vivienda en renta, ya sea individual o compartida en lugar de comprar una casa.

El portal inmobiliario Dada Room, especializado en rentas compartidas en América Latina, analizó las cinco formas más relevantes en que la juventud cambia esta industria.

Rentar en vez de comprar

Los jóvenes que se encuentran en las primeras etapas de su vida profesional pocas veces pueden adquirir una vivienda en las grandes ciudades, en donde los costos superan sus ingresos, así como el monto del crédito hipotecario al que tienen acceso. Asimismo, esta generación da prioridad a las experiencias por encima de posesiones.

Por ejemplo, un joven que tiene un ingreso promedio de 11,250 pesos, según la más reciente Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, prefiere invertir en viajar o vivir en un barrio de moda con renta compartida, que aspirar a comprar un departamento en alguna otra zona de la ciudad con precios más competitivos, pero alejada.

“Con lo que gano no podría comprar un departamento en la colonia Cuauhtémoc, que es donde vivo ahora, pero me alcanza para rentar un departamento con mis roomies. El edificio tiene alberca, gimnasio y otras amenidades que difícilmente tendría si viviera sola”, explicó Abril, periodista de 29 años.

Tres colonias buscan posicionarse como las preferidas de los jóvenes

Compartir estilos de vida

En línea con las experiencias, antes que las posesiones, compartir una vivienda es cada vez más común no sólo por el ahorro, sino por la apertura y el deseo de vivir con personas afines que pueden pasar de roomies, a colegas o hasta socios.

A las rentas compartidas se suman otros espacios, como los colivings: esquema que nace de la visión de una economía más colaborativa, volviéndose una opción para quienes tienen estilos de vida y de trabajo más abiertos.

Regreso al centro de la ciudad

Las generaciones más grandes decidieron, desde hace al menos 20 años, abandonar los centros de las ciudades, para vivir en la periferia; sin embargo, los jóvenes quieren vivir en el centro, para estar cerca de donde realizan su vida académica y laboral, aunque eso signifique pagar rentas más elevadas.

“Fenómenos como la gentrificación se han vuelto más notorios, cambian los costos de las viviendas, por lo que un profesional joven no aspira tan fácilmente a rentar él solo un departamento, como lo haría un joven con el mismo ingreso 10 años atrás. Hace cinco años, el precio promedio de una habitación en renta en la Ciudad de México era de 3,000 pesos, hoy alcanza casi 5,000 pesos, con una tendencia que va exponencialmente en aumento”, explica el análisis.

Soluciones flexibles

La forma de trabajo de la juventud también ha cambiado, por lo que es más común que acepten una nueva oportunidad laboral, sin importar que eso signifique un cambio de ciudad para vivir.

Esta flexibilidad se convirtió en un factor decisivo, ya que firmar un contrato de un año o cumplir con los requisitos de aval, como suele suceder con las agencias inmobiliarias, se convirtieron en obstáculos. Como respuesta a ello, han surgido plataformas que agilizan los trámites para permitir estancias por temporadas cortas y medias.

Creación de mercado online

“Más de 80% de los jóvenes están conectados, según la más reciente Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares, los sitios de internet especializados y las redes sociales son las primeras opciones para los adultos jóvenes, puesto que los ven como una fuente más confiable y certera que los anuncios clasificados en medios impresos o los carteles, además les permiten comparar precios y ofertas de forma más simple”, agrega el documento.

“El mercado inmobiliario en México seguirá con cambios, en gran parte se debe a una potente combinación de los hábitos de las nuevas generaciones con las posibilidades de la tecnología. Sin duda alguna, vemos un futuro en el que tanto reservar un depa o cuarto, pagar la renta online y compartir vivienda será lo común”, concluyó Antoine Pérouze, director general de Dada Room.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.