Search

Hir Casa continúa con proyectos para su crecimiento

Va Hir Casa por 2,000 mdp en adjudación para 2018

El autofinanciamiento inmobiliario debe estar ligado a un inmueble, sin embargo, no solo está orientado a la compra de vivienda de interés social, Eduardo Guzmán

Sobre la primera colocación de Hir Casa, de 700 millones de pesos en deuda a través de Certificados Bursátiles Fiduciarios en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Eduardo Guzmán, director general de la empresa de autofinanciamiento inmobiliario, indicó que este logro es el resultado de 23 años de trabajo y un cambio en su modelo de negocio que implementaron en 2005.

En entrevista para Desde Centro Urbano, explicó: “lo que hacemos es integrar grupos de consumidores con el fin común de comprar, construir o remodelar un bien inmueble, hacemos la integración de estos grupos, los clientes pagan sus cuotas mensuales y con la acumulación de esas cuotas nosotros adjudicamos cada mes determinados montos en función de los diferentes métodos de adjudicación”.

Detalló que los primeros 10 años de vida de Hir funcionaron de esa manera, fue a partir de 2005 que introdujeron un producto para garantizar la adjudicación con la entrega de 50% del monto total contratado, “eso cambió el modelo de negocio, pues requería fondeo de alguien más para soportar el crecimiento del negocio”, entonces empezaron a estructurar con la banca privada y con Nacional Financiera (Nafin).

Eduardo Guzmán recordó que la primera operación de la empresa fue en 2015, la segunda fue al año siguiente, con la que entraron a un programa, que tiene a Nafinsa como banco de desarrollo, “actúa como banco de primer piso, da el financiamiento en condiciones atractivas y establece con ellas un programa de gobierno corporativo, con el compromiso de emitir en el mercado a más tardar en tres años, ya sea deuda o capital. Está orientado a empresas medianas como nosotros”.

Definió que el proyecto para cumplir con dicho compromiso inició en 2016 para empezar a trabajar en 2017 con Bancomer, su agente colocador y estructurador. “Al final establecimos un programa de 2,500 millones de pesos, de los cuales esta primera colocación fue de 700 millones de pesos que sirvieron para pagar los fondeos que traíamos con el banco privado con Nacional Financiera y para fondear el crecimiento del negocio, que traemos un proyecto ambicioso este año para adjudicar la cantidad total”.

De igual forma, explicó que el autofinanciamiento inmobiliario debe estar ligado a un inmueble, sin embargo, no solo está orientado a la compra de vivienda de interés social, como muchos creen, “alrededor del 90% de nuestros clientes lo utilizan para comprar una vivienda, pero otros compran o construyen por ejemplo consultorios, o remodelan una propiedad que ya tenían (…) nuestro monto de operación está en 2 millones 100,000 pesos, arriba del promedio de la banca que el año pasado fue de 1 millón 250,000”.

Aseguró que la gama de productos en Hir Casa es bastante amplia, ya que tienen como clientes a familias tradicionales que quieren adquirir un patrimonio y a no afiliados.

Compartió que hay inversionistas que en los bancos reciben alrededor de 7% de ganancias al año, por lo que algunos prefieren integrarse al mercado inmobiliario, “compran una propiedad, la rentan, con ese ingreso pagan la mensualidad y ganan la plusvalía, tenemos muchos inversionistas que también son clientes”.

“Muchos de nuestros clientes entran a través de los pagos periódicos, donde el monto contratado que se actualiza con un factor, por ejemplo, si se contrata con 1 millón de pesos dentro de un año el contrato valdrá un millón 100,000 pesos, para que mantenga el poder adquisitivo y gane un poco más”.