Search

Desarrollo industrial no debe detenerse: AMPIP

AMPIP sigue de cerca renegociación del TLC

La organización está preocupada porque los parques industriales no afecten a las comunidades, sino generen valor

Héctor Ibarzábal, presidente de la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP), aseguró que las inversiones que realizan las empresas agrupadas en esta organización siempre son bien recibidas por las autoridades estatales, ya que son poco invasivas con las comunidades en donde se instalan, además de ser fuentes generadoras de empleo.

En entrevista con Centro Urbano, el líder empresarial explicó que también ellos se encargan de construir la infraestructura necesaria para la operación de los desarrollos, tampoco se necesita un consumo alto de servicios, como ocurre en el caso de los desarrollos habitacionales.

“Los parques industriales, a diferencia de otros proyectos donde llegas a afectar la vida de los vecinos, llegan a ofrecer algo. Además, el consumo de servicios es menor, porque tampoco hacemos que grandes poblaciones se asienten en la región”, explicó.

Por lo que su relación con los gobiernos estatales es muy buena, ésta se fortalece con la realización de eventos en varios estados, con lo que conocen las ventajas de las entidades, incluso los gobernadores compiten por atraer las inversiones de los empresarios.

Ya que esta organización agrupa a 68 socios corporativos, entre desarrolladores, Fondos de Inversión, Fibras y gobiernos estatales, quienes han desarrollado 250 parques industriales con un área de 36 millones de metros cuadrados, en los que se han instalado 2,500 empresas y generado alrededor de 2 millones de empleos.

“Entonces lo que quieren es facilitar la compra de tierra y que hagamos inversiones conjuntas en infraestructura; en términos generales, en donde más batallamos es en el tema de proveer servicios, la electricidad, el agua, el drenaje, es algo que nosotros comúnmente trabajamos con los gobiernos estatales y municipales para hacerlo llegar a los parques, en ocasiones nosotros invertimos en esta infraestructura”.

Aunque si no se cuenta con esto, no es pretexto para que los empresarios de este sector no inviertan, pero sí piden de las autoridades accesos a los predios, para que haya un entorno adecuado de operación, mantener la seguridad de la zona y que las actividad económica pueda despegar.

Garantía para inversiones

Ante el clima de inseguridad que han en varias entidades, muchas de ellas con gran actividad manufacturera, Héctor Ibarzábal explicó que los socios locales piden tener encuentros con los gobernadores para conocer qué se hace en este aspecto para que haya seguridad en la industria y se mantenga un círculo virtuoso para los trabajadores, empresarios y autoridades.

“Si los gobernadores nos dan los elementos para que estemos tranquilos, que garanticen que se va salvaguardar la seguridad en ciudades como Reynosa, Laredo, Matamoros, inmediatamente viene un interés de invertir, de participar, de generar empleos, porque se crea confianza entre el gobierno y los inversionistas, eso es lo que queremos”.

Respecto al tema de la corrupción, aseguró que es un tema que AMPIP combate de raíz, con la certificación de los parques y de los asociados. A pesar de que son desarrolladores inmobiliarios, no es un tema tan álgido como ocurre en otro tipo de desarrollos, ya que no se establecen dentro de las ciudades.

“Cuando por alguna razón nos enfrentamos con un tema de corrupción, lo que hacemos es elevar el nivel de las conversaciones, veces hay funcionarios que no son de primer nivel, que tiene alguna petición directa o indirecta de requerir dinero; afortunadamente, tenemos como socio a la Secretaría de Economía, a los gobiernos, a las secretarías de Desarrollo Económico, por lo que de enfrentar alguna situación anómala, lo que recomendamos es cambiar de interlocutor, que elevemos el nivel de demanda, así hemos logrado resultados muy favorables”.

Analizar mercados

Al ser cuestionado sobre si la organización contempla invertir en las Zonas Económicas Especiales (ZEE), dijo que siempre están atentos a nuevas oportunidades de negocio, por lo que no lo descartan; sin embargo, más allá de los estímulos fiscales que se han dado a conocer, consideró que se debe dar también énfasis a otros temas.

“Un reto adicional es establecer otra serie de elementos necesarios para una adecuada inversión, como seguridad, mano de obra calificada, infraestructura, logística para establecer las operaciones. Entendemos que hay voluntad política del gobierno federal para poder lograrlo.

“Nuestros asociados conocen bien las bondades fiscales que existen para establecerse, pero no es lo único que se requiere para poder detonar el desarrollo, sino hacer el circulo para que los estados que no reciben estas inversiones empiecen a tener una ventaja competitiva”.

Otro de los temas en los que también la AMPIP está interesada en fortalecer es la responsabilidad ambiental y social, ya que no sólo se trata de invertir y sacar ganancia a costa de los trabajadores y del ambiente, por lo que establecieron varias certificaciones.

“La totalidad de los socios más grandes regresamos a invertir en la comunidad donde tenemos nuestras operaciones, con acciones en benéfico para la población, como mejorar la infraestructura hospitalaria, educativa, de acceso, la capacitación del personal, lo importante ser un vecino que también detona actividades que antes no sucedían.

“Es una situación compleja, que requiere de inversión de tiempo y recursos financieros, la mentalidad o forma de ver esto de AMPIP nos va a hacer que cada vez caminemos con mejor claridad hacia estos conceptos”, agregó Ibarzábal.

Panorama 2018

Para terminar, el presidente de la AMPIP, dijo que dos de los temas más importantes de la agenda para este año es estar pendientes de la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), así como del proceso electoral del país, temas de los que están confiados en que se resuelvan favorablemente.

Por lo que tienen comunicación permanente con la Secretaría de Economía, con sus socios comerciales del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), así como tratar de plantear a los candidatos presidenciales la importancia y situación de AMPIP y de la industria.

“En el tema del TLC, una parte muy importante de los edificios que nosotros rentamos son para empresas exportadoras, aunque muchas de ellas realizan sus actividades por encima del Tratado, siguen las reglas de la Organización Mundial del Comercio, pero es un tema que no deja de tener importancia, si tiene un desenlace favorable para México, definitivamente ayudará a que las inversiones extranjeras se acentúen”.

Aun así, es un tema que tiene alta incertidumbre y carga política, pues no sólo es la parte económica que defiendan México, Canadá y Estados Unidos, sino de voluntad política. Si a esto se suma el proceso electoral, hay más incertidumbre para los inversionistas que están interesados en invertir en México.

“A más tardar en marzo entenderemos si podrá haber una definición del TLC durante 2018 o irremediablemente tengamos que esperar al siguiente gobierno para iniciar las rondas de negociación, es una de las incertidumbres que enfrentamos actualmente y de la cual nadie tiene una respuesta contundente”.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.